Público
Público

Pere Navarro, el resistente

Un mes después del nuevo Gobierno, el director general de Tráfico no ha sido destituido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada día tiene su afán y, en estos momentos, entre mis prioridades no está esa'. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dejaba claro el lunes pasado que no tiene ninguna prisa por relevar a Pere Navarro como director general de Tráfico. Un mes después de la llegada del PP al Gobierno y con la gran mayoría de altos cargos del Ejecutivo de Zapatero cesados y sustituidos, Navarro resiste. 'El manual dice que lo lógico es esperar dos o tres meses a renovar un equipo de trabajo', relativiza el propio Navarro.

Pere Navarro ha visto pasar ya cuatro consejos de ministros como director general de la DGT. Incluido el que desmanteló a la cúpula de la Policía y la Guardia Civil, también dependientes de Interior. 'Ahora mismo la seguridad vial no es un problema, funciona bien, y el ministerio está más preocupado por otras cosas, por eso no tienen prisa en relevarme', opina Navarro, cuyo equipo reanudó su actividad con total normalidad tras el parón navideño.

El ministro de Interior señaló que su relevo no es una prioridad

Partidos de diferentes colores políticos coinciden en que los ocho años de Pere Navarro (Barcelona, 1952) al frente de la DGT han sido los mejores en cuanto a siniestralidad. Incluso el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo reconoció en una entrevista a la agencia Efe: 'Ni si quiera me lo he planteado [cambiar al director general de Tráfico] los accidentes han disminuido mucho en los últimos años, [Navarro] no ha hecho una mala labor, como todo el mundo reconoce, y yo también'.

Con la implantación del carné por puntos y la reforma del código penal, el equipo de Navarro ha logrado reducir los accidentes de tráfico más de un 50% en la última década, mejorando incluso la media de la UE. En 2001, cuando 5.517 personas se dejaron la vida en las carreteras españolas, nadie hubiera imaginado que, diez años más tarde, el número de muertos se reduciría hasta 1.479.

En la oposición tienen claro que el Gobierno 'no encontrará a nadie mejor que Navarro', sentencia el portavoz de Seguridad Vial del PSOE, Carlos Corcuera. 'No tienen obligación de cambiarlo y, por su excelente labor, no me extrañaría que el PP quisiera tenerle a su disposición', añade.

Los accidentes de circulaciónhan bajado más de un 50% en diez años

Navarro está convencido de que, tarde o temprano, será destituido. Contrario a hacer planes de futuro, el aún director de la DGT tiene una amplia trayectoria en la Administración, y como funcionario que es bromea: 'No me iré al paro ni me quedaré en la calle'.

Ex gobernador civil de Girona, exjefe de equipo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en la provincia de Barcelona y exdirector del Comisariado de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Navarro cuenta que el cese sería como una 'descompresión'. 'Después de llevar mucho tiempo trabajando bajo presión, volvería a ocupar un puesto de funcionario en la Administración, estaría mucho más tranquilo'. Ahora bien, ¿le apetece esa descompresión? 'El secreto de la vida es adaptarse a todo. Lo contrario sólo conduce a la infelicidad', responde.