Público
Público

Piden nueve años de cárcel para un funcionario por ofrecerle trabajo a una presa a cambio de "un rollito"

Un empleado de Alcalá-Meco presuntamente cometió abusos contra una interna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fiscal ha solicitado una condena de nueve años y seis meses de cárcel para un funcionario de Alcalá-Meco por un abuso sexual que habría cometido contra una interna como exigencia para facilitarle un puesto de trabajo remunerado en la prisión, lo que finalmente no se produjo. El juicio contra el funcionario José María L.C. y la ex reclusa Eva María M.V. ha quedado visto para sentencia después de que el fiscal haya mantenido su solicitud de pena para ambos ante el tribunal que ha juzgado los hechos.

Para el primero, ha reclamado nueve años y seis meses de cárcel por un delito de negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios y abuso sexual, mientras para la segunda siete años por abuso sexual y amenazas, según han indicado fuentes jurídicas.

En su declaración, la víctima relató la pasada semana que el acusado le ofreció un trabajo remunerado a cambio de 'un rollito sexual'. 'Me daba un destino siempre y cuando tuviera un rollito con él', ha manifestado la afectada, quien reconoció que aceptó la proposición por necesidad económica.

El fiscal sostiene que en octubre de 2005 ingresó en el centro Frida V.S., de nacionalidad mexicana. La víctima inició una relación de amistad con la procesada, a quien comentó que tenía interés en obtener un puesto de trabajo remunerado para mandar dinero a sus hijos. Así, Eva María M.V. instó a Frida a mantener un encuentro sexual con José María, con quien se había puesto de común acuerdo para ser intermediaria para satisfacer sus instintos libidinosos.

Así, la víctima fue conducida al economato por la procesada y el acusado mantuvo relaciones con ella tras ofrecerle un puesto de trabajo, lo que finalmente no sucedió. El procesado volvió a requerir relaciones sexuales a la víctima pero ésta se negó y le pidió que la dejara tranquila. El 27 de marzo de 2007, Frida recibió en su celda una nota en la que le amenazaba con producirse algún accidente si comentaba algo de lo ocurrido.