Público
Público

Los pisos cuestan el doble de lo que cobran los jóvenes

Casi la mitad de los españoles en paro tiene entre 18 y 34 años, según advierte un informe del Consejo de la Juventud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los sueldos y el desempleo no favorecen precisamente la emancipación de la casa paterna en España. Los ingresos necesarios para comprar una casa ascienden a 31.266 euros anuales (2.605 euros al mes), más del doble (un 107%) de lo que cobra de media un español de entre 18 y 34 años: 15.000 euros, según un informe del Consejo de la Juventud de España, elaborado con datos del segundo trimestre de 2009 y presentado ayer.

Los jóvenes dedican de media el 62,4% de su sueldo para hacer frente al pago de una hipoteca media (o el 54%, si pagan un alquiler). El esfuerzo económico para independizarse se ha reducido, no obstante, en 20 puntos porcentuales en un año: el gasto ascendía al 85% del salario medio (más del 90% para menores de 25 años) en 2008.

El País Vasco es la autonomía con mayor diferencia entre lo que se necesita para comprar un piso y lo que ganan los jóvenes, que necesitarían para lograrlo un aumento de sueldo del 158%. Le siguen Madrid (151,09%) y Baleares (147,26%).

La superficie máxima de un piso al que puedan acceder los jóvenes, con lo que cobran, es de 48,1 metros cuadrados, en caso de que lo compren, y de 65,3 metros cuadrados, si es de alquiler, según el informe.

Los jóvenes que compran piso dedican el 62% de su sueldo a pagarlo

Fuentes del Ministerio de Vivienda opinan que, a la hora de emanciparse, 'el joven ha de tener claro que la adquisición de vivienda no es la única vía'. Vivienda se esfuerza por que 'el alquiler sea una opción tan válida como la compra'.

El vicepresidente del Consejo Superior de la Juventud de España, José Luis Arroyo, dice que la solución pasa por 'reorientar' el parque inmobiliario hacia un régimen de alquiler público e, insiste, en que 'el alquiler público y con opción a compra puede paliar el estancamiento en la tasa de emancipación de los jóvenes'.

El Consejo de la Juventud recomienda la creación de Institutos Públicos de Vivienda que gestionen ayudas, avalen a personas sin recursos o compren suelo, para mejorar el acceso a la vivienda.

El 46,8% de los españoles de menos de 34 años (5,2 millones de personas) vive por su cuenta. Las dificultades para salir de casa son mayores entre los que tienen de 18 a 24 años.

El dato confirma las conclusiones del último informe de Eurostat Retrato estadístico del estilo de vida de los jóvenes, que sostiene que los jóvenes españoles se van de casa rozando la treintena. De hecho, en Asturias, Cantabria y Galicia más del 35% de la población mayor de 30 años vive aún con sus padres, según el estudio presentado ayer.

El 35% vive con sus padres tras cumplir los 30 en Galicia, Asturias y Cantabria

Desde el Ministerio de Vivienda afirman que 'el hecho de que la tasa de emancipación no haya disminuido, sino que esté congelada, es algo positivo en tiempos de dificultad económica'. Insisten, además, en que estos datos 'ponen de relieve la importancia del alquiler como forma de independizarse alternativa a la compra de vivienda'.

La precariedad, los contratos temporales, el descenso de la actividad laboral y el desempleo han convertido a los jóvenes en 'el colectivo más vulnerable'. De los 4.134.294 desempleados españoles en el periodo, el 49,7% (2.052.947) tenía entre 18 y 34 años.

Al comparar las diferencias al respecto entre comunidades autónomas, el informe subraya que 'si en Navarra y el País Vasco [el desempleo] no alcanza el 17%, en Canarias y Andalucía actualmente supera el 30%'.

Además de la caída de la actividad laboral, los jóvenes también tienen que soportar una tasa de temporalidad más alta que el resto de la población. En Galicia y Navarra, donde se ha producido un retroceso en el empleo, ha crecido en cambio notablemente la contratación indefinida entre los jóvenes.

Con los salarios de hoy, sólo pueden adquirir casas de 48 metros cuadrados

El presidente del Consejo de la Juventud de España, Daniel Lostao, sostiene en este sentido que 'mientras la tasa de temporalidad media en España es del 17,7%, en el caso de la población joven la cifra asciende hasta el 37,1%'.

El informe de este organismo independiente pone sobre la mesa, asimismo, el llamado 'efecto desánimo', por el que, ante las pocas perspectivas de encontrar un puesto de trabajo, los jóvenes deciden retomar los estudios que abandonaron para trabajar.

A la cabeza de este cambio de tendencia va Aragón, ya que la población joven inactiva mayor de 24 años que está cursando estudios ha aumentado en un 69%. En esta línea, también destaca Catalunya, donde un 13,88% más de jóvenes decidió que volver a coger los libros es la mejor solución ante el estancamiento del mercado laboral y la dificultad para vivir solo.

Jóvenes sin ingresos
El 40% de los españoles de 18 a 34 años no percibe salario. El nivel de ingresos de los hogares se ha reducido en un 4,36% en las casas habitadas por jóvenes.

Reducción por CCAA
No todos los hogares jóvenes sufren del mismo modo la caída de los ingresos. Las autonomías que más se han resentido son la valenciana, con una reducción del 8,73%; Canarias, un 8,33%; Madrid, 7,18%; y Murcia, 5,46%.

Dificultad para ahorrar
Además de reducir sus ingresos, los jóvenes tienen que hacer frente a otros gastos para comprar una vivienda: entrada, tasación, impuestos, gastos notariales... Todo ello asciende a en torno a un 30% del precio final de venta, es decir, unos 57.500 euros. Esta cantidad supone más de tres años de todo el salario neto que ingresa una persona joven ocupada.