Público
Público

Un plan de formación sustituirá a los 426 euros

Los parados sin subsidio serán la prioridad de los 1.500 nuevos orientadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los 426 euros tendrán un sustituto. Su cuantía y condiciones concretas aún están por determinar, pero la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, esbozó ayer las líneas generales. Se tratará de un programa de orientación y formación 'intensiva' para las personas en paro que agoten todas sus prestaciones y subsidios y que no cuenten con otro tipo de ingresos. La secretaria de Estado insistió en que esta nueva ayuda irá dirigida a los que cuenten con una 'carencia absoluta' de otras rentas.

Matizó además que el subsidio dependerá del tipo de actividad que realicen las personas en paro. 'No es lo mismo un curso de cinco horas sobre internet que un curso para ser soldador mecánico', señaló.

Los parados sin prestaciones y, por tanto, potenciales beneficiarios de la nueva ayuda, tendrán una cuota reservada para participar en las acciones formativas que se lleven a cabo en 2011. Este colectivo será también la prioridad de los 1.500 nuevos orientadores que se incorporarán a los servicios públicos de empleo y que se suman a los 1.500 que ya trabajaban.

El Gobierno quiere pactar con sindicatos y patronal las condiciones concretas de este nuevo programa. 'La especificación de este nuevo programa que sustituirá al PRODI (426 euros) debe ser pactada en la mesa de negociación', dijo Rodríguez.

'No vamos a dejar que nadie se quede atrás', afirmó la responsable de Empleo, que insistió en la necesidad de una reforma 'en profundidad' de las políticas activas de empleo que involucre más a las personas desempleadas. 'No hay que dejar que los parados se vayan a su casa sin más', subrayó. Hasta ahora, 743.760 personas han percibido los 426 euros.

Los sindicatos recibieron ayer la noticia con cierta desconfianza. El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró que con este nuevo programa, el Gobierno, 'en el fondo', intenta ocultar que está recortando la protección por desempleo precisamente cuando es más necesaria.

Ferrer explicó que la nómina de las prestaciones por desempleo se está reduciendo porque los parados están agotando las prestaciones contributivas y pasando a los subsidios, de menor cuantía. Esa, junto a que aún no se crea empleo, son una de las razones por las que UGT quiere que los 426 euros no se eliminen.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, consideró el anuncio un 'tanto sorpresivo', ya que el propio presidente del Gobierno tuvo la oportunidad de anunciarlo el mismo día que adelantó que los 426 euros no se prorrogarían de nuevo. Toxo dijo que los parados no lo son por voluntad propia y que mientras consiguen un empleo deben estar protegidos.