Público
Público

Los pluses salariales sólo llegan a los hombres

Las trabajadoras ganan un 26,3% menos que los varones por los complementos retributivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ley impide que, ejerciendo el mismo trabajo, una mujer gane menos que un hombre, pero la diferencia salarial en España entre hombres y mujeres sigue siendo de las más altas de la Unión Europea, según denuncian los sindicatos. UGT cifra la diferencia salarial en un 26, 3% en detrimento de las empleadas y para CCOO oscila entre un 15% y un 30% dependiendo del tipo de contrato, edad o sector. El gran problema para medir la discriminación salarial es que no hay estadística oficial. Los datos se obtienen directamente de sumar los sueldos y de dividirlos entre hombres y mujeres y, de esa media, surge la llamada 'brecha salarial': la diferencia media de salario entre hombres y mujeres por hora trabajada, según la definición que hace UGT.

¿Por qué hay tanta diferencia entre sueldos? A falta de una radiografía oficial y precisa, UGT lo atribuye a cinco factores, que se articulan y se mezclan según el sector: a pesar de que es ilegal, hay mujeres que, a igual trabajo, cobran menos que los hombres; las trabajadoras reciben menos complementos retributivos; ellas se concentran en los empleos peor pagados y ocupan menos cargos directivos; no hay apenas mujeres en puestos tecnológicos o científicos y hay más mujeres trabajando a tiempo parcial para luego poder dedicarse a sus responsabilidades familiares.

Corbacho: 'El desequilibrio en los sueldos se debe a los estereotipos'

En definitiva, según afirmaron ayer representantes de UGT y CCOO en el Congreso de los Diputados durante la jornada parlamentaria Igual trabajo, igual salario, que organizó el PSOEe_SEnD, las mujeres han hecho todo lo que se les pedía para poder ganar lo mismo que los hombres: mejorar considerablemente su formación y tener menos hijos. 'Todo se ha hecho, pero la igualdad salarial no llega', denunció ayer Almudena Fontecha, secretaria para la Igualdad de UGT.

En España hay nueve millones de trabajadoras. UGT ha hecho público un informe, coincidiendo ayer con la celebración del Día Europeo de la Igualdad Salarial, que señala que las mujeres en España cobran como media un 26,3% menos que los hombres. El sindicato ha sacado esta conclusión de los últimos datos disponibles de la Encuesta de Estructura Salarial, publicada en noviembre de 2008, con datos de 2006. Los datos revelan también que el salario promedio anual femenino fue de 16.245,17 euros, un 73,7% del propio de los hombres, que asciende a 22.051,08 euros.

A mayor nivel de estudio y formación hay mayores desigualdades

Durante la jornada, sindicatos y feministas recalcaron que la diferencia salarial se debe principalmente a los complementos retributivos, que favorecen a los trabajadores por encima de las trabajadoras.

Es decir, partiendo del mismo salario base, los empresarios tienden a compensar con extras a los hombres en detrimento de las mujeres. Ya sea por motivos objetivos, como la nocturnidad o el plus de antigüedad, o por factores subjetivos, como el rendimiento.

UGT aportó ayer el dato de que, de media, el 66% del salario masculino corresponde a los complementos salariales, mientras que son sólo el 25% en el caso de las trabajadoras.

Trabajo anuncia 5.000 inspecciones en empresas para el año que viene

En este argumento, en la discriminación de la mujer a la hora de cobrar los extra, coincideron ayer políticas, sindicatos e incluso la ministra de Igualdad Bibiana Aído. 'La mayor parte de las discriminaciones salariales son debidas a los complementos que se pactan al margen de la negociación colectiva', denunció la ministra, basándose en las inspecciones que hace su Ministerio junto al de Trabajo.

En 2008 se hicieron 4.028 inspecciones y el año que viene, según datos que dio el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, 'se llegará a 5.000'. En ninguno de los dos ministerios supieron concretar qué resultado han dado las inspecciones que ya se han hecho. Corbacho, por su parte, achacó el 'desequilibrio salarial' entre géneros, a los 'estereotipos', y lamentó que las mujeres se vean más afectadas por la proliferación de la economía sumergida, informa A. M. Vélez.

Además del complemento retributivo, hay otra explicación para la brecha salarial entre hombres y mujeres: la escasez de mujeres en los puestos directivos. Apenas el 40% de los cargos de responsabilidad de las empresas españolas están ocupados por mujeres, según un sondeo realizado a escala nacional entre más de 300 directores de Recursos Humanos por el Grupo Michael Page. El informe señala que la mujer representa menos del 10% de los puestos directivos de su empresa.

Y es que, a mayor nivel de estudio y de formación, mayores son las diferencias salariales. Las trabajadoras españolas con titulación universitaria superior perciben, de media, el 65,91% del salario que cobran los hombres en sus mismas condiciones.

Con estadísticas de la UE, hay otros datos que marcan la diferencia: más del 40% de las mujeres trabaja en sanidad, educación y en la Administración, duplicando en estos sectores el número de hombres. Sin embargo, la representación femenina es muy baja en puestos de gestión y de toma de decisiones. En la UE las mujeres sólo ocupan el 32% de los puestos de gestión en las empresas, el 10% de los puestos en los consejos de administración de las grandes compañías y el 29% de los empleos científicos y tecnológicos.

Para reivindicar de manera simbólica el fin de la discriminación, el próximo viernes el Consejo de Ministros tiene previsto sumarse a la resolución del Parlamento Europeo para que el 22 de febrero sea declarado Día Internacional de la Igualdad Salarial. Las feministas han propuesto esta fecha porque las mujeres tendrían que trabajar al año un mes y 22 días más que un hombre para igualar su sueldo.