Público
Público

El PNV mete en el debate la autodeterminación

Exige también la equiparación de los territorios forales a las autonomías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando se abre el melón constitucional, no hay vedas ni temas tabú. Así lo ha manifestado verbalmente el PNV en los últimos días y así lo materializó ayer por escrito. Los nacionalistas vascos presentaron en rueda de prensa en Bilbao, en la sede de su partido, sus dos enmiendas a la proposición de reforma del artículo 135 de la Constitución acordada por PSOE y PP. La más llamativa, y la más difícil de deglutir para las fuerzas mayoritarias, recoge una reivindicación 'secular': que la Carta Magna reconozca 'el derecho del pueblo vasco a la autodeterminación', que 'reside en la potestad de sus ciudadanos para decidir libre y democráticamente su estatus político, económico, social y cultural, bien dotándose de un marco propio o compartiendo, en todo o en parte, su soberanía con otros pueblos'.

El PNV alega, en la explicación de su enmienda, que 'el encaje del pueblo vasco' en la Constitución 'sigue siendo una cuestión pendiente' cuyo primer reflejo se visualizó el mismo 6 de diciembre de 1978, el día del referéndum de la Carta Magna: en Euskadi, la abstención se elevó al 55,3% frente al 32,9% de toda España y ratificó la Ley Fundamental el 30,9% del censo.

El PNV presenta dos enmiendas al texto de las fuerzas mayoritarias

Según defendió Josu Erkoreka, el portavoz del partido en el Congreso, el texto 'no hace otra cosa que recoger un acuerdo aprobado por amplia mayoría del Parlamento vasco' el 15 de febrero de 1990, aunque sólo con los votos de PNV, Eusko Alkartasuna y Euskadiko Ezkerra. 'Podíamos haber planteado una enmienda partidista más acorde con la reflexión del PNV, pero lo esencial es lo aprobado en el pleno de nuestras instituciones', justificó Erkoreka.

La segunda enmienda del PNV es de carácter más técnico, aunque pretende corregir un 'grave defecto del texto de PSOE y PP'. Los nacionalistas vascos quieren que se incluya en el nuevo artículo 135 de la Constitución la referencia a los tres territorios forales para que sean autorizados a emitir deuda pública, como pueden hacerlo el Estado y las comunidades. Erkoreka denunció que, al no ser mencionados en la propuesta de reforma, se corre el riesgo de que Bizkaia, Gipuzkoa y Araba sean equiparadas con los ayuntamientos, que estarán obligados al equilibrio presupuestario.

Los nacionalistas se apoyan en una moción de 1990 de la Cámara vasca

Del cerco impuesto por los partidos mayoritarios también quiso salirse Coalición Canaria. Su diputado Fernando Ríos señaló ayer a Público que registrará varios bloques de enmiendas a la Constitución. Uno, reconocimiento de derechos sociales (matrimonios gays, dependencia, acceso universal a internet, renta básica) y de participación ciudadana (Iniciativa Legislativa Popular, Ley Electoral, referéndum). Dos, suprimir la prelación del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona. Tres, la reforma del Senado. Cuatro, la necesidad de una mayoría cualificada para el envío de tropas al extranjero. Cinco, simplificación del Título VIII y ampliación de las competencias a las comunidades. Y seis, reconocimiento de la singularidad de Canarias.

Respecto al artículo 135, CC reclama que los parlamentos autonómicos puedan, por mayoría cualificada, ampliar el límite previsto de déficit estructural (0,14% del PIB regional).