Público
Público

El PNV ofrece a Zapatero su apoyo para abrir un proceso de paz

Iñigo Urkullu asegura en el Alderdi Eguna que su partido está dispuesto a "mojarse" cuantas veces sea necesario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, hizo pública ayer su propuesta a favor de un proceso de paz y tendió la mano al Gobierno de Zapatero para favorecer un escenario de diálogo sobre el final de la violencia y la normalización política. 'Las experiencias en los esfuerzos nuestros y suyos han sido las que han sido, pero el PNV está dispuesto a mojarse cuantas veces sea necesario', dijo en clara alusión a la negociación frustrada de Loiola.

El líder del partido nacionalista hizo oficial con este mensaje, ante miles de militantes congregados en las campas de Foronda para celebrar el Alderdi Eguna (Día del Partido), su intención de favorecer otro proceso de paz con la participación de todos los partidos políticos sin excepción. 'Tenemos que reintentarlo una y otra vez', afirmó.

Plantea un acuerdo para la paz dentro de la negociación de los Presupuestos

El PNV anunció su propuesta para la pacificación un día después de que la izquierda abertzale, EA, Aralar, Alternatiba y AB presentaran con el mismo fin un acuerdo, avalado además por 25 organizaciones sociales, para demandar pasos a ETA 'Un alto el fuego permanente, unilateral y verificable' y al Gobierno cambios en la política penitenciaria.

El partido nacionalista rehúsa al menos por ahora a sumarse al acuerdo presentado por esas formaciones en Gernika, pero está decidido a intentar abrir una vía paralela con la implicación del Gobierno para favorecer también un proceso de paz y normalización política.

El PNV incluirá este asunto entre los puntos que pondrá encima de la mesa en la inminente negociación de los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno, una vez pactada esta semana la transferencia de las políticas activas de empleo. Como explicó Urkullu ayer en su discurso en el Alderdi Eguna, 'la paz necesita tiempo. La normalización necesita tiempo y con elecciones anticipadas, no hay estabilidad ni tiempo. Y nosotros, si se dan las condiciones, podemos ganar tiempo y lo vamos a ofrecer a unos y otros. Estabilidad económica y estabilidad política'.

Exige a Batasuna una 'disociación manifiesta' de la violencia de ETA

El PNV buscará así un entendimiento directo en Madrid con el PSOE y el propio Zapatero para propiciar la apertura de un nuevo escenario de paz, desde el convencimiento de que el Gobierno de Patxi López carece de autonomía y de que, además, no se moverá por si solo mientras no reciba directrices distintas desde Ferraz o el mismo Ejecutivo.

Según esbozó Urkullu, la iniciativa del PNV para conseguir la paz, Ados (De acuerdo), se sustenta sobre cuatro principios. El primero radica en un acuerdo sobre las 'vías exclusivamente políticas y democráticas' y la exigencia a ETA de 'un abandono definitivo de la violencia', pues, a su juicio, 'no vale un alto el fuego que no sea cese definitivo'.

El segundo pilar sería un acuerdo sobre la participación de todas las fuerzas políticas sin exclusiones; es decir, también de la ilegalizada Batasuna. El tercero sería la 'apuesta por el diálogo' para alcanzar un nuevo pacto 'basado en los derechos históricos del pueblo vasco'. Y, por último, el cuarto principio sería el 'respeto a las decisiones que la sociedad vasca adopte sobre su estatus político'.

Ofrece al PSOE un pacto de estabilidad política pero con condiciones

Tras plantear estos cuatro 'principios' y oficializar su propuesta para la paz a Zapatero, Urkullu hizo también una breve referencia a las manifestaciones de la izquierda abertzale, a los dos últimos comunicados de ETA y a la entrevista con dos de sus miembros publicada ayer por el diario Gara: 'Parece una carrera de ETA y Batasuna para escenificar un guión ya escrito, ver quién lo interpreta antes y dar la impresión de liderazgo'. Ante todas estas 'escenificaciones', instó, por un lado, a la banda a decretar un 'cese definitivo' de su actividad y, por otro, a Batasuna a realizar una 'disociación manifiesta' de ETA para hacer efectivo su 'paso a la política'.

Urkullu clarificó que su propuesta para la pacificación y normalización política de Euskadi 'no es una pista de aterrizaje para nadie, es una pista de despegue para todos'. Y sentenció: 'Porque Euskadi en paz se sale del mapa'.

Asegura que Euskadi no tiene Gobierno y que el PNV la lidera desde la oposición

La celebración del Alderdi Eguna este año llegó además en un momento dulce para el PNV, después de lograr esta semana la transferencia de las políticas activas de empleo merced a un acuerdo directo con el PSOE y Zapatero, y sin el concurso del Gobierno vasco de Patxi López. En su discurso, Urkullu se felicitó por haber cumplido el 'compromiso' asumido hace un año para 'gobernar Euskadi desde la oposición', a la vez que criticó la gestión del lehendakari. 'Ha crecido el paro, la deuda, las listas de espera en Osakidetza...', aseguró, antes de reprochar a Patxi López que no ejerza de lehendakari.

'López marca las líneas rojas de las transferencias o la caja única de la Seguridad Social. No defiende los intereses de los vascos en España. Defiende los intereses de España en Euskadi. Euskadi no tiene Gobierno vasco', agregó.

El presidente del PNV también aludió a la situación de 'necesidad' que vive Zapatero para sacar las cuentas de 2011 y agotar la legislatura. Y recordó que hace un año y medio ya le ofreció un 'acuerdo de estabilidad para Euskadi y el Estado' que en el País Vasco habría significado la continuidad de Ibarretxe como lehendakari con el apoyo del PSE.

Transcurridos 18 meses de aquella oferta, Urkullu dijo que Zapatero sigue ahora 'necesitado' y que, por ende, el PNV tiene 'capacidad de decidir' para ejercer un liderazgo desde la oposición. Y sobre este planteamiento envió un aviso al presidente: 'Si quiere un acuerdo, si quiere presupuestos, Euskadi deberá avanzar'.