Público
Público

El PNV reivindica otro pacto entre Euskadi y el Estado

Los nacionalistas celebran los 30 años del Estatuto con un guiño al Plan Ibarrexe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Estatuto del País Vasco cumple este domingo 30 años, pero sólo lo conmemorarán el Gobierno de Patxi López, el PP y UPyD. El PNV celebró este sábado un acto bajo el Árbol de Gernika para denunciar su incumplimiento por las 36 transferencias pendientes y enviar un aviso: 'El Estatuto sólo puede ser un espacio de encuentro entre los vascos si se respeta su letra, su espíritu y sus potencialidades intrínsecas'. El fin es avanzar desde el pacto hacia un nuevo modelo de relación entre Euskadi y el Estado.

Este fue el eje del mensaje del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, en un acto que reunió a la plana mayor del partido, cargos públicos y a los lehendakaris José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe, quien reapareció en un acto tras concluir su primera etapa como profesor en la universidad de Puerto Rico.

La cita estuvo marcada por la más absoluta sobriedad en sintonía con su carácter reivindicativo para exigir el cumplimiento íntegro del Estatuto. '¿Por qué no se cumple? No se cumple porque su lectura asusta a quienes lo redactaron, impulsaron y aprobaron', criticó Urkullu, en alusión al PP y al PSOE por su papel al frente de los sucesivos gobiernos de España en los últimos 30 años. 'Mañana se celebrará [en Ajuria Enea] la fiesta del incumplimiento', ironizó.

El presidente del PNV echó la vista atrás para reivindicar que el Estatuto 'subraya el hecho diferencial de Euskadi', que ha servido para 'mejorar la calidad de vida' de la sociedad vasca y que propicia también un 'cauce de posible solución' al 'contencioso vasco'.

Urkullu quiso así dejar claro que el Estatuto representa para su partido la base sobre la que tratará de buscar acuerdos en el futuro. Y a partir de ahí, reivindicó que 'el futuro de Euskadi debe asentarse en un doble principio que constituye el verdadero núcleo del procedimiento democrático: reconocimiento de la capacidad de decisión y compromiso por el pacto político'.

El líder del PNV renovó sobre esos dos pilares la apuesta por un nuevo marco de relación entre Euskadi y el Estado en la línea del Nuevo Estatuto Político, más conocido como Plan Ibarretxe, aprobado por el Parlamento vasco en 2004 y rechazado al año siguiente por el Congreso. Urkullu planteó el nuevo Estatuto Político como una vía también para resolver 'el conflicto', desde el convencimiento de que ETA no es 'la consecuencia natural' de éste, sino 'su perversión'. 'La desaparición de la violencia no resuelve sin más aquello que en el Pacto de Ajuria Enea se definió como profundo contencioso vasco', recordó.

El parlamentario de EA Jesús Mari Larrazabal insistió en que Euskadi necesita 'una nueva estructura jurídico-política que incluya esencialmente el reconocimiento del derecho de autodeterminación' porque, a su juicio, el Estatuto es 'irrecuperable'. Defendió por ello la unión de 'las fuerzas abertzales soberanistas en un proyecto político que sea claramente democrático y defendido por vías políticas y pacíficas'.

EB, marca de IU en Euskadi, se concentrará este domingo en Bilbao para denunciar el 'incumplimiento' del Estatuto.

Por otro lado, desconocidos tiraron por la noche cócteles contra el edificio donde están los sindicatos CCOO y UGT en Llodio (Álava). La fachada quedó ennegrecida.