Público
Público

El PNV se suma a la reforma de la Ley del Aborto

Apoya el sistema de plazos y que las chicas de 16 y 17 decidan sin consentimiento paterno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección del Partido Nacionalista Vasco (PNV) aprobó anoche en Bilbao la necesidad de apoyar la elaboración de una nueva regulación del aborto, por lo que acordó no presentar hoy una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se tramita en el Parlamento.

Es la primera vez que el Grupo Vasco opta por una posición común, en este caso favorable, a una ley como la del aborto, en lugar de dar a sus diputados libertad para votar en conciencia. Los nacionalistas son partidarios de aprobar una ley de plazos que 'dé garantías jurídicas a las mujeres y a los facultativos'. También respaldan que la decisión sobre la interrupción de un embarazo corresponde en último término a la mujer, aunque sea menor, tal como reza el proyecto de ley que se tramita en el Parlamento. El documento debatido ayer por la Ejecutiva del PNV concluye que es necesaria una norma que combine plazos e indicaciones, como la elaborada por el Gobierno.

Los nacionalistas presentarán una decena de enmiendas

El Grupo Parlamentario presentará hoy (si no se acepta su petición de prorrogar el plazo de enmiendas) una decena de modificaciones al articulado de la Ley del Aborto. Entre ellas, se incluirá una sobre el aborto de las mujeres de 16 y 17 años. Aunque no son partidarios de exigir el consentimiento paterno, los dirigentes del PNV proponen arbitrar fórmulas para que los padres tengan 'conocimiento' de la decisión de las menores.

Para los nacionalistas, esta opción 'salvaguarda aquellas situaciones en que las jóvenes encuentren dificultades para dar a conocer a sus padres su gestación y su decisión de interrumpir el embarazo y que pueden derivar en abortos tardíos o clandestinos', recoge el documento elaboradopor el partido.

Quieren incluirla recomendación a las menores de informar a los padres

Se trata de una fórmula muy parecida a la del informe elaborado por Margarita Uría, vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PNV, en el que se apuntaba la necesidad de que las menores informasen a sus progenitores excepto si ello pudiera crear un conflicto en la joven.

El PNV también quiere garantizar el derecho de los profesionales a ejercer la objeción de conciencia, aunque también señala que 'debe asegurarse siempre la atención al usuario de forma que este pueda ejercitar efectivamente sus derechos'.

En el proyecto de ley presentado por el Gobierno socialista no existe la más mínima mención a este punto, por lo que los nacionalistas presentarán una enmienda con la intención de instaurar la doble garantía de 'respetar la libertad de conciencia' de los facultativos que se opongan a practicar abortos, pero al mismo tiempo 'se agilicen los trámites de prestación del servicio por parte de otro profesional no objetor'.

Otro grupo de enmiendas estará destinado a preservar las competencias autonómicas, tanto las que conciernen a la educación sexual (contemplada en la ley) como las referentes a la gestión sanitaria.

El PP registra hoy en el Congreso la enmienda de devolución a la Ley del Aborto. A última hora de la tarde de ayer, el Grupo Parlamentario daba los últimos retoques a un texto “muy elaborado”, según señaló la portavoz conservadora en el Parlamento, Soraya Sáenz de Santamaría, en declaraciones a la Cope. La diputada afirmó que el proyecto del Gobierno “no sigue la doctrina del Tribunal Constitucional”. Además, insistió en el punto que más polémica ha generado, el hecho de que las jóvenes de 16 y 17 años puedan abortar sin consentimiento paterno. “Es un asunto de gran preocupación y es un punto en el que debería haberse trabajado por el consenso y no por generar una polémica social”, indicó. “Tomar una decisión como esta al margen de la familia es gravísimo”, añadió.