Público
Público

La población española crece en seis millones en diez años gracias a los extranjeros

Según el Censo de población elaborado por el INE, el aumento de población se debe a los 5,2 millones de extranjeros residentes en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este viernes el censo de población que hace referencia a los datos de población registrados en España desde 2001 a noviembre de 2011. Durante esta última década, España ha crecido en 6 millones de habitantes  debido principalmente a la llegada masiva de inmigrantes a la Península Ibérica.

En lo referente a los últimos diez años, los datos de demografía aun despuntaban positivamente. La población procedente de otros países ha crecido un 234 % en los últimos diez años.

La tasa de natalidad y una mayor esperanza de vida facilitaron que la población española nativa también creciera en dos millones de personas,  aunque de forma muy inferior a los datos referentes número de extranjeros. 

La radiografía hecha por el INE también refleja que se trata de un país cada vez más envejecido, donde la edad media ha aumentado un año y medio en una década y se sitúa en 41,5 años; en el que por cada persona en edad no activa sólo hay dos personas en edad de trabajar y con 97 hombres por cada 100 mujeres.

Todas las Comunidades autónomas crecieron en estos dos últimos lustros, aunque de forma muy desigual. Galicia y Asturias fueron las provincias con menor expansión demográfica debido a su escasa natalidad y a una baja recepción de extranjeros, por otro lado las comunidades insulares, Islas Baleares y Canarias, registraron en sus censos mas de un 25% más de población desde el 2001. 

El próximo año 2013 será el primer año desde 1981 en que, según datos del INE, España perderá población. Así, el número de ciudadanos se reducirá de 46.196.278 a 46.094.454. No son precisamente alentadores las cifras del Estudio de proyecciones de población a corto y largo plazo, que indican un descenso de natalidad del 24% para los próximos 40 años llegando a tener España únicamente 45 millones de personas en 2022.

Atendiendo a las cifras de este último año, la realidad respecto a los extranjeros es bien distinta.La crisis económica y la falta de protección que afecta a los inmigrantes, les convierte en el sector más desprotegido frente al paro y la exclusión social. Por este motivo, respecto al año pasado se ha reducido el número de ecuatorianos, peruanos, colombianos y argentinos en España.

Pese a la reducción de extranjeros provenientes de América Latina, la variación interanual de inmigración ha aumentado un 3,25% en 2012 respecto a 2011 debido principalmente a la eliminación de barreras que facilitan el asentamiento en España de ciudadanos europeos.

El saldo migratorio, diferencia entre emigraciones e inmigraciones, sería negativo en el año 2012, en 181.479 personas, en línea con 2011, que también fue negativo, en 50.090.

Dicha cifra se plantea como la consecuencia directa de la reducción de la cantidad de inmigrantes  en un 17,7 por ciento respecto al año anterior y de una emigración al extranjero prevista de 558.175 personas, un 9,9 por ciento superior a la de 2011.