Público
Público

Polémica por los costes de la visita de Ratzinger a España

La Xunta de Galicia anuncia que reducirá su presupuesto en un millón de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A mediados de septiembre, Benedicto XVI viajará a Reino Unido. La visita llega rodeada de polémica por los recientes escándalos de pederastia y en plena ofensiva vaticana contra la Iglesia anglicana. El viaje, además, ha recibido un aluvión de críticas por su coste -el Estado gastará 14,5 millones de euros- y porque los fieles pagarán por acudir a las misas de Ratzinger.

En plena crisis, los precios oscilan desde los seis euros para una eucaristía en Londres a los 30 que costará un sitio en la beatificación del cardenal Newman. Algo inaudito en la reciente historia de los viajes papales que también salpica a España, que el Papa visitará en tres ocasiones los próximos 12 meses. Los organizadores de estas visitas aseguran que los fieles no deberán rascarse el bolsillo. Tal vez olvidan que la práctica totalidad del presupuesto entre Santiago de Compostela, Barcelona y Madrid, alrededor de 60 millones se sacará del dinero del contribuyente.

El 6 de noviembre, el Papa llegará a Santiago con motivo del Año Xacobeo. El viaje, de apenas ocho horas, costará a la Administración tres millones de euros, después de que hace unos días la Xunta de Galicia avanzara que reduciría el gasto en, 'al menos, un millón de euros'. Benedicto XVI presidirá una misa multitudinaria en la plaza del Obradoiro, que según el Arzobispado será de libre acceso.

El 6 de noviembre, el Papa llegará a Santiago con motivo del Año Xacobeo

Al día siguiente, el Papa llegará a Barcelona para consagrar la Sagrada Familia. En este caso, ni siquiera se han hecho públicos los costes. Fuentes extraoficiales, no obstante, apuntan a este diario que la visita puede ascender a los seis millones de euros. Y quienes quieran ver al pontífice tampoco pagarán entrada alguna.

ICV ya ha anunciado que estará 'especialmente atenta' para que las administraciones sólo paguen la seguridad. Los ecosocialistas quieren evitar que ocurra lo que sucedió en la visita papal a Valencia en 2006. Aquel viaje pudo superar los 25 millones de euros.

Sin embargo, el caso más polémico reside en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Madrid en agosto del próximo año. Pese a que oficialmente no hay presupuesto alguno, se prevé que los gastos alcancen los 50 millones de euros, la mitad a cargo de Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno. El resto será sufragado por un ejército de mecenas constituido alrededor de la Fundación Madrid Vivo y que conseguirá desgravaciones merced a que el Ejecutivo ha designado la JMJ como 'evento de interés especial'.

¿Costará dinero ver al Papa en Madrid? La organización asegura que no. Sin embargo, la gran afluencia prevista más de un millón de jóvenes ha hecho que se solicite a los asistentes una 'contribución' de diez euros. La organización también acaba de iniciar una campaña de donaciones a través de sms.