Público
Público

Poli bueno, poli malo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tan lejos como el 23 de septiembre de 2007, a casi seis meses de las elecciones generales del 9 de marzo de 2008, Jaime Mayor Oreja, eurodiputado y miembro del comité ejecutivo nacional del PP advirtió: 'Tendremos un segundo tiempo [en la negociación con ETA] si Zapatero continúa en el gobierno'.

Para el ex ministro del Interior de Aznar, la voladura del proceso de paz con el atentado de la T-4 de Barajas, en diciembre de 2006, se abrió una pausa en la negociación. 'En este descanso del partido, el Gobierno tiene un solo objetivo, ganar las elecciones para seguir negociando', explicó. Esta idea la repitió varias veces durante la campaña electoral. Era, como se vería más tarde, un planteamiento estratégico.

Mayor Oreja volvió a comienzos de 2010 sobre el tema. Y ya a partir de marzo, cuando su experiencia de ex ministro del Interior y sus contactos con algunos miembros de la cúpula policial, le decían que ETA estaba en una situación lamentable desde el punto de vista operativo insistió en denunciar, el 23 de marzo, la existencia de esa 'segunda parte de la negociación'. Objetivo: ayudar a Zapatero a ganar las elecciones de 2012.

Inmediatamente después, cuando se le preguntó a Rajoy por la posición de su destacado conmilitón, respondió de manera elaborada: 'Creo que el señor Mayor Oreja tiene un profundo conocimiento de la materia antiterrorista. Ha sido un extraordinario ministro del Interior y, por lo tanto, hay que escucharle, y yo en estas materias, le escucho'. Por su parte, José María Aznar y Esperanza Aguirre, salieron respectivamente, en defensa de Mayor Oreja.

El ex ministro elaboró todavía más su posición al advertir que ETA había dejado de atentar. Fue el 24 de mayo cuando sentenció: 'Estamos en un proceso avanzado de lo que se entiende como proyecto de resolución de conflicto, estamos viviendo una tregua fáctica' de ETA.

Pues, como diría Aznar, y sostiene estos días Mayor Oreja, lo acabamos de ver con el comunicado del pasado domingo en el que ETA 'hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas'. El pasado lunes, precisamente, Mayor Oreja volvió a denunciar que el comunicado forma parte del 'proceso de paz' y las 'negociaciones' entre Zapatero y ETA. Y preguntado Rajoy por esta posición, ha vuelto al guión. Mayor Oreja, señaló, es una persona que conoce 'profundamente' la lucha contra el terrorismo y tiene una larga trayectoria en el País Vasco. Por todo ello, concluyó, sus opiniones son 'siempre' tenidas en cuenta.

¿Pruebas? La legalización de Batasuna, para empezar, en las elecciones municipales de 2011. ¿Pero acaso esto es un hecho? No importa. ¡Porque si ello no se produce será por la presión del PP!

Rajoy y Mayor Oreja juegan al poli bueno y al poli malo. El poli bueno no puede retacear el apoyo a una política antiterrorista coherente y eficaz, respaldo de su partido a Patxi López mediante; el poli malo tiene que evitar que un eventual abandono de las armas por parte de ETA, que está por ver, sea capitalizado por Zapatero. Moraleja: sólo es posible derrotar a ETA si el PP gobierna. Todo lo demás es la entrega de España.