Público
Público

La Policía advierte del riesgo de fuga si Correa sale libre

Los investigadores creen que el jefe de la trama Gürtel' podría huir de España aun sometido a control telemático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, podría intentar fugarse, recuperar fondos ocultos en el extranjero a nombre de otras personas e incluso, destruir pruebas si queda en libertad. Esta es la valoración provisional que hace la Policía ante la providencia dictada ayer por el juez instructor del caso, Antonio Pedreira, en aplicación del criterio marcado el martes por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), partidario de que el magistrado explore vías para dejar a Correa en libertad vigilada bajo control telemático.

En cualquier caso, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil deberán pronunciarse únicamente sobre la 'garantía de fiabilidad' de los instrumentos con los que cuenta el Ministerio del Interior para controlar a un preso fuera de la cárcel, según el oficio del juez Pedreira.

Las pulseras o el GPS no garantizan que no se fugue un preso a la espera de juicio

Esos instrumentos no han sido aplicados hasta la fecha a reclusos en libertad provisional. Las pulseras de control telemático para condenados que sufren una enfermedad grave avisa a Instituciones Penitenciarias si estos abandonan su domicilio en el horario establecido para que permanezcan en la vivienda. En el caso de los condenados por violencia de género, la alarma salta en Prisiones si a través del GPS incorporado al sistema colocado en el preso se detecta que se acerca a la ubicación de su víctima, que porta otro.

Ninguno de estos sistemas serviría para evitar la fuga del país por parte de Correa, que se movería con libertad por el territorio nacional, según fuentes policiales, sin garantía de que no terminará cruzando la frontera. Además, ni Policía, ni Guardia Civil cuentan con la tecnología de Instituciones Penitenciarias, que dejaría de controlar al presunto cabecilla del caso Gürtel en el momento en que abandonara la cárcel, ya que se trata de un preso a la espera de juicio y no de uno condenado. Prisiones, de hecho, tiene una unidad asignada a los penados en libertad con control telemático las 24 horas, algo de lo que carecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Cualquier fallo en la cobertura del GPS facilitaría la fuga a Correa, según las mismas fuentes.

Pedreira pidió ayer formalmente a las Fuerzas de Seguridad un pronunciamiento

Juristas especializados en la legislación penitenciaria trasladaron a este periódico sus dudas sobre la medida recomendada por la Sala Penal y Civil del TSJM. Cuestionan si los días que Correa permanezca en la calle sometido a control telemático no debieran ser sumados al tiempo que ha pasado ya en prisión provisional, ya que su libertad estaría condicionada. Reconocen, en cualquier caso, que para ello debería ser modificada la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Correa planeaba huir a Colombia o Panamá en el momento en que fue arrestado hace dos años y siete meses. La investigación ha puesto de manifiesto sus contactos en Estados Unidos y Latinoamérica. La Policía no descarta que aún conserve fondos en el extranjero a los que no ha llegado aún la investigación.

Desde luego, se da por descartado que Correa pudiera fugarse a EEUU, uno de los países que con más dureza castiga el blanqueo de capitales y que desde hace meses investiga por su cuenta los presuntos delitos cometidos en su territorio por los supuestos cómplices de la red con nacionalidad estadounidense. Una de las operaciones destapadas por la instrucción del caso Gürtel fue la compra de valiosas propiedades inmobiliarias en Miami por parte de Correa y sus supuestos testaferros.

Hasta la fecha, Pedreira ha logrado bloquear casi 20 millones de la trama en Suiza gracias a la información suministrada por el gestor de fondos de Correa en ese país. Mónaco también ha congelado otros cuatro millones.