Público
Público

La Policía considera "brillante" su actuación durante la JMJ

Los efectivos desplegados garantizaron la seguridad del papa Benedicto XVI en los 21 itinerarios que realizó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que cortó el centro de Madrid durante seis días, fue un 'éxito' en materia de seguridad. Así lo ha asegurado el director general de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, según ha informado el Ministerio del Interior.

Velázquez ha calificiado de 'brillante' y 'profesional' la actuación de los 4.952 agentes desplegados, un amplio dispositivo policial que comenzó a planificarse hace un año, con la participación de miembros de diferentes especialidades, como los GEO, medios aéreos, caballerías, guías caninos, unidades de intervención policial (antidisturbios), protección, subsuelo o policía de transporte.

Los efectivos desplegados garantizaron la seguridad del papa Benedicto XVI en los 21 itinerarios que realizó por la Comunidad de Madrid que supusieron 281 kilómetros, 71 en papamóvil y 210 en vehículo cerrado. Especialmente protegida estuvo la Nunciatura, residencia oficial del pontífice durante su estancia en Madrid, además de los once hoteles donde se alojaron los miembros del séquito papal y las distintas delegacioes.

Se desplegaron 4.952 agentes de diferentes especialidades

Un 'blindaje' que también estuvo garantizado en los trece actos oficiales de la JMJ, diez con la presencia del papa, para los que estaban acreditados 5.350 periodistas y que se desarrollaron en lugares como la plaza de Cibeles o la catedral de la Almudena, entre otros. Por especialidades, las Unidades de Intervención Policial -los antidisurbios- practicaron 256 controles, 177 despliegues, 1.205 identificaciones y 791 controles a vehículos, mientras que la Unidad Central de Protección se encargó de velar por la seguridad de Benedicto XVI y su séquito.

Además, más de un centenar de agentes de caballería participaron en diferentes actos, entre ellos los celebrados en la base aérea de Cuatro Vientos, y los guías caninos, preferentemente con canes entrenados en la detección de explosivos, efectuaron 1.600 inspecciones.

La Unidad de Subsuelo y Protección Ambiental elaboró 54 estudios técnicos, inspeccionado más de 320 kilómetros de subsuelo y realizado más de 4.500 revisiones subterráneas. De la vigilancia de los miles de kilómetros de ferrocarriles tanto de largo recorrido como cercanías, especialmente los afectados por la afluencia de peregrinos en Madrid y alrededores, se encargó la Brigada Móvil, llamada policía de transporte, que también vigiló el metro de Madrid.