Público
Público

La Policía denunciará a los okupas que hicieron el zulo

Tras el desalojo de dos hombres que se habían atrincherado en un zulo construido bajo la casa que ocupaban, acusan ahora a la Policía de torturas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La guerra entre los okupas sevillanos y la Policía no ha terminado. Tras el desalojo de los dos hombres que se habían atrincherado en un zulo construido bajo la casa que tenían tomada, los okupas acusaron a la Policía de torturas: una mano hinchada fue la supueta prueba de cargo aportada. Y aunque afirman que existe un vídeo acreditativo de los malos tratos, hasta ahora nadie lo ha visto.

La Policía respondió de inmediato. A través de su jefe superior en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez-Riestra, ya ha anunciado que hoy lunes interpondrá una querella por injurias y calumnias.

Durante 36 horas, los okupas mintieron a los periodistas para hacerles creer que los encerrados corrían peligro de muerte por falta de oxígeno y que no podían liberarse por sí mismos porque carecían de llave para abrir los candados. Luego se comprobó que el túnel tenía entrada de aire y que las llaves estaban en poder de los atrincherados.

Bajo la casa, un inmueble situado en la céntrica plaza del Pumarejo, los dos okupas permanecieron 36 horas encadenados en una galería subterránea excavada por ellos mismos a cuatro metros de profundidad. Los protagonistas del encierro ya han anunciado que tomarán otras casas.

Y, mientras, los vecinos de la zona se quejaban ayer de los destrozos causados por la manifestación celebrada tras el desalojo. Los cristales de dos entidades bancarias y de una inmobiliaria quedaron hechos añicos a pedradas.