Público
Público

La Policía desaloja el centro social Casablanca y detiene a una persona

Dos centenares de personas se han concentrado alrededor del edificio ocupado en madrileño barrio de Lavapiés para protestar por el desalojo y aseguran que se debe a la persecución contra la convocatoria del 25-S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha desalojado a las 6:30 de la mañana el centro social Casablanca, un edificio ocupado desde hace dos años y medio en el número 23 de la calle de Santa Isabel, en el madrileño barrio de Lavapiés, y destinado a actividades culturales y sociales. También era lugar de reuniones para movimientos sociales y el 15-M, pese a que nadie utilizaba el espacio como vivienda. Los agentes han detenido a una persona cuando ha intentado acercarse y romper el cordón policial, según ha informado a Público la Delegación de Gobierno de Madrid, que ha matizado está acusada de resistencia y desobediencia a la autoridad.

La acción de la Policía se ha producido sin aviso previo y los activistas han asegurado que no constaba que hubiera 'ningún procedimiento judicial para el desalojo'.

Un numeroso despliegue de agentes antidisturbios de la UIP han cortado todas las calles colindantes y han impedido que la concentarción de una 200 personas, entre vecinos que utilizaban el edificio y activistas, se aproximaran a las inmediaciones. 

Los concentrados denuncian un desalojo 'político' y vinculado a la convocatoria que se va a llevar a cabo este próximo 25 de septiembre en el Congreso de los Diputados. En este centro se reunía de forma pública la coordinadora 25-S para preparar la acción del próximo martes. Además, el centro Casablanca ha estado vinculado al movimiento 15-M desde el incio.

La Policía tan sólo ha permitido a 12 personas pasar el cordón para sacar los materiales que se guardaban en el centro, pero sólo durante unas dos horas. De esta forma, muchos usuarios del centro temen perder lo que guardaban allí, puesto que en Casablanca se llevaban a cabo un gran número de actividades destinadas a los vecinos del barrio, como guardería, biblioteca, asesorías, charlas y todo tipo de talleres, desde danza a fotografía. 

También en la calle frente a los antidisturbios podía verse una montaña de peluches y toboganes de la guardería del centro social rodeada por niños llorando y abrazando los juguetes con los que hasta ahora podían jugar y compartir con sus amigos. Mientras, más de 10.000 libros de la biblioteca del 15-M y su archivo de documentación han quedado encerrados tras una tapia.

A las 10:00, los agentes han comenzado a tapiar la puerta para negar el acceso al edificio. A partir de este momento, los allí reunidos han comenzado a gritar 'un desalojo, otra ocupación' y han continuado con consignas como 'no  podrán desalojar la cultura popular'.

Y para seguir protestando la asamblea del centro social ha convocado una concentración en la Plaza de Lavapiés este miércoles a las 20:00 horas.

En el centro social Casablanca no vivía ninguna persona y en él se ofrecían servicios sociales y culturales como una guardería, biblioteca con más de 10.000 tomos, talleres y servicios para inmigrantes, así como una cafetería. En su web explican que el edificio es propiedad de la empresa Monteverde Inmobiliario, una sociedad limitada que ha ido a los tribunales por corrupción urbanística.