Publicado: 04.08.2015 08:49 |Actualizado: 04.08.2015 10:30

La Policía desaloja de nuevo el Patio Maravillas de Madrid 

El inmueble, situado en la calle Divino Pastor, había sido okupado por el colectivo hace dos meses, tras el desalojo de otro edificio en el mismo barrio de Malasaña

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Con la nueva ley, se endurecerán las medidas contra el colectivo okupa. En la imagen en Patio Maravillas, símbolo de este movimiento, poco antes de ser desalojado. EP

La fachada del Patio Maravillas./ EP

MADRID.- La Policía Nacional ha procedido esta madrugada al desalojo del colectivo Patio Maravillas del edificio que okupaba en el barrio madrileño de Malasaña, sin que se hayan producido incidentes ni detenidos.

Fuentes policiales han explicado que, en virtud de una orden emitida por el juzgado número 12 de Madrid, se ha procedido al desalojo del edificio situado en la calle Divino Pastor número 9.

Cuando han accedido los agentes, había tres personas en el interior del inmueble, que han sido identificados y se les ha permitido recuperar sus enseres, mientras otras 10 personas aguardaban a las afueras del edificio.



Como es habitual en estos casos, se haN desplazado a la zona cerrajeros y albañiles para proceder a la clausura del edificio, según apuntan fuentes de la Delegación del Gobierno. También han acudido representantes de la propiedad del inmueble, que es una sociedad en la que participa el primo de Henrique Capriles, principal opositor venezolano.

En su cuenta en Twitter, el colectivo indica que el desalojo se ha producido sobre las 5.30 horas y lamenta que se recupere un edificio para la "especulación".

A finales de mayo, la Policía desalojó también a miembros del Patio Maravillas que habían okupado el edificio municipal que albergará el museo Ambasz, en la confluencia del Paseo del Prado y la calle Gobernador.

En marzo de 2013, Ambasz, pionero de la arquitectura verde y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, firmaron un convenio de colaboración, por el que el Consistorio cedía el inmueble por 75 años para fines culturales mientras que la Fundación Ambasz se hacía cargo de la construcción y mantenimiento por un montante de 10 millones de euros.

El edificio de Paseo del Prado, 30, actualmente sin uso, estaba incluido en el lote de inmuebles que el Ayuntamiento puso a la venta. El arquitecto se interesó por él y le escribió una carta a Botella. La decisión municipal fue sacarlo de ese catálogo para dar cabida al museo teniendo en cuenta la ubicación estratégica, en pleno Paseo del Arte, y potenciar el entorno desde el punto de vista cultural, turístico e internacional.

Entonces, la alcaldesa en funciones Ana Botella expresó su preocupación por la okupación del colectivo Patio de las Maravillas del edificio reservado para el Museo Ambasz y ha subrayado la estrecha relación del concejal electo de Ahora Madrid, Jorge García Castaño, con este colectivo.