Público
Público

La policía desaloja el Patio Maravillas

Cientos de personas han sido convocadas en el exterior del edificio madrileño para defender la permanencia del centro social. Convocada una concentración en la Plaza del Dos de Mayo a las 20.00 horas. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En torno a las 9.00 de la mañana un grupo de agentes de la Policía ha procedido al desalojo del centro social autogestionado Patio  Maravillas de Madrid, situado en la céntrica calle Acuerdo número 8. Según representantes del centro, 'la policía ha aprovechado una hora en la que la gente está fuera trabajando', de modo que cuando los agentes iniciaron el desalojo sólo había 'tres personas' dentro.

Según fuentes de agencia, un grupo de activistas habría intentado hacer frente a la actuación de las fuerzas de seguridad, aunque desde Patio de Maravillas se recalca que la resistencia es siempre 'activa, pero pacífica, no violenta'. Cientos de personas, 'unos 200', se han concentrado en el exterior del edificio para 'dar apoyo al no desalojo del Patio'. 'No nos gusta nada que nos saquen de nuestra casa', protestan los miembros del centro (comunicado de la asamblea).  

Los activistas se han reunido con la policía para tratar de sacar 'los objetos de valor' que aún se encuentran dentro del edificio desalojado, según confirman fuentes del Patio de Maravillas. Un desalojo que habría durado unos minutos de modo pacífico, en contraste con el fuerte dispositivo policial que se despliega a los alrededores del edificio madrileño. 

Testigos del desalojo han confirmado que cerca de una decena de furgonetas de la policía antidisturbios se han desplazado al lugar para impedir ningún tipo de incidentes. La policía ha situado el límite del dispositivo a dos manzanas de la localización del Patio y sólo permite el acceso a quienes presentan el DNI para acceder a sus viviendas, aunque muchos vecinos se quejan de que no les han dejado acceso. 

Fuentes cercanas a la organización del Patio de Maravillas han asegurado que, tras el desalojo, se piensa en buscar un nuevo emplazamiento porque 'la idea del Patio sigue viva'. De momento, 'aún no se ha decidido nada' hasta que se reuna la asamblea del Patio, que será la que tenga que decidir qué ocurre con el proyecto puesto en marcha hace más de dos años. 

La reacción al desalojo del Patio de Maravillas ha sido inmediata a través de las redes sociales por las que se mueve el Patio de Maravillas, ya que se ha convocado una concentración 'en repulsa por el desalojo' en la Plaza del Dos de Mayo, situada en el barrio madrileño de Malasaña, para las 20.00 horas del martes. 

La red Twitter ha servido, a través del sitio de Patio de Maravillas en esta red social, para convocar esta concentración popular a través de una palabra que ya es un clásico en este tipo de manifestaciones, 'pásalo'. También a través de la página web Defiéndelo Patio de Maravillas, se han hecho eco de una concentración en la calle San Bernardo en contra del desalojo del centro social.  

El Ayuntamiento de Madrid aseguró hoy que mantiene 'abiertas' las conversaciones con el colectivo Patio Maravillas, al que ofrecen varias parcelas donde podrían instalar sus actividades.

Según informó un portavoz municipal, el área de Urbanismo y Vivienda se ha reunido ya con representantes del colectivo, al que han ofrecido la posibilidad de trasladarse a alguna de las parcelas municipales que actualmente no tienen uso en la ciudad.

Sin embargo, 'ellos quieren un local, pero el Ayuntamiento no tiene ninguno: Urbanismo puede tener alguna parcela, pero no inmuebles', explicaron las mismas fuentes, que aseguraron que, 'en cualquier caso, las conversaciones siguen abiertas y seguirán adelante'.

Con respecto al desalojo del edificio, el portavoz municipal eludió comentarlo ya que 'es un asunto entre dos entidades privadas en las que el Ayuntamiento no tiene nada que decir'.

El Patio de Maravillas es un 'centro social autogestionado' desde hace dos años y medio situado en el centro de Madrid, en el que se imparten cursos y clases para extranjeros, se organizan reuniones con entidades vecinales y sociales, charlas, proyecciones, talleres, conciertos e incluso se otorga asesoría jurídica a personas que no pueden costeársela. El Patio cuenta con una cafetería gestionada por todos los integrantes del centro y cuyos beneficios se usan para sufragar las actividades que en él se desarrollan. 

El 12 de noviembre el juzgado notificó al Patio Maravillas que volvía a estar activa la orden de desalojo que ya pesaba sobre el edificio de la calle Acuerdo 8 y que fue bloqueada en febrero por la Audiencia Provincial de Madrid.

Tras recibirla, los okupas se organizaron hace meses para dormir en el edificio. Asimismo, planificaron 'diferentes niveles de residencia activa no violenta' para el momento del desalojo. Así, construyeron un 'bunker' situado en una habitación sellada en la que advertían hace tiempo que se encerrarían por dentro varias personas y se encadenarían cuando llegue la Policía.