Público
Público

La Policía detiene a más de un pedófilo cada día

Tras los últimos 60 arrestos, son ya 396 los cazados en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 2009 está siendo un mal año para los pedófilos. Hasta este lunes, el Ministerio del Interior había detenido en España a 396 personas por tenencia o distribución de pornografía infantil, más de uno al día, según los datos provisionales que manejan Policía y Guardia Civil, y a los que ha tenido acceso Público.

Los últimos, hace escasos días, cuando la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía arrestaba a 60 pedófilos en la operación Malla, un amplio dispositivo dado a conocer ayer y que se desarrolló en 28 provincias. En la misma, fueron imputadas otras 25 personas y se registraron 80 domicilios, donde se incautaron decenas de miles de vídeos y fotografías de gran dureza que mostraban abusos sexuales sobre niños de corta edad.

A falta de los datos definitivos, las cifras de detenciones de este año son ligeramente inferiores a las de 2008, cuando las Fuerzas de Seguridad del Estado, según datos oficiales del departamento dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba, detuvieron a 439 personas por este motivo.

'No se detiene al que se baja en las redes de intercambio P2P uno o dos archivos, porque lo puede haber hecho por error, sino a aquellos que se han descargado entre cinco y diez vídeos con nombres explícitos que dejan bien claro que su contenido es pornografía infantil', detalla a Público un mando policial.

Pese a que el listón es alto, las cifras de detenidos no han dejado de subir en los últimos años. La Fiscalía ya reflejaba en su última memoria que durante 2008 había iniciado 791 diligencias previas por pornografía infantil, más del doble de las que abrió en 2007. Otra estadística de Interior también apunta en el mismo sentido: en 2000, la Policía y la Guardia Civil habían 'detectado y perseguido' 45 de estos delitos en la Red. Ocho años después la cifra subía a 1.131.

Policías y fiscales llevan tiempo pidiendo nuevas medidas para combatir un tipo de delincuencia en clara expansión. Hay quien habla de reforzar los instrumentos en la lucha contra esta lacra con la regulación de una nueva figura, la del 'ciberagente encubierto'. También proponen un nuevo modo de investigar, la de hacer 'entregas controladas' de material informático, como ocurre ahora con partidas de droga en la lucha contra el narcotráfico.

La práctica totalidad de los detenidos responde al amplio perfil de varón, entre los 20 y los 50 años de edad, y de cualquier profesión y estrato social. 'La mayoría no tiene antecedentes penales', destacan a este diario fuentes policiales. Sin embargo, no faltan las excepciones. Menores, algún que otro jubilado e, incluso, mujeres.

De hecho, entre las dos últimas grandes operaciones realizadas por la BIT la conocida este lunes y la bautizada como Ruleta de finales de septiembre, han sido imputadas diez mujeres. 'Suelen ser las esposas o madres de los verdaderos autores del delito. Tenemos que actuar contra ellas porque son las titulares de la línea de Internet desde la que se ha cometido el delito', aclara uno de los policías que ha intervenido en ambas operaciones.

La Policía destaca que la colaboración ciudadana es clave. 'Cada día recibimos un centenar de llamadas y correos electrónicos con denuncias de internautas que han descubierto imágenes de este tipo. Muchas veces, se refieren a un mismo archivo que ese día está muy activo en la Red', destaca un agente. Los 60 últimos detenidos cayeron, precisamente, gracias a una de estas denuncias.