Público
Público

Un policía local de Lugo retirado, décimoquinto detenido en la Operación Pokemon

Hoy también fue arrestado Abelardo Ulloa Pardo, jefe de la policía local de Ourense

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un policía local de Lugo retirado ha sido detenido a primera hora de la tarde por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera en el marco de la Operación Pokemon, que investiga un presunto tráfico de influencias en las adjudicaciones públicas de obras y servicios, informaron fuentes de la investigación.

Tras el arresto de este agente retirado, el número de detenidos asciende a quince, ya que unas horas antes lo fue Abelardo Ulloa Pardo, jefe de la policía local de Ourense, quien ya ha sido trasladado a Lugo, ya que la titular del juzgado de instrucción 1 de esa ciudad, Pilar de Lara, dirige las diligencias judiciales.

Ulloa Pardo lleva más de dos décadas al frente de la Policía Local de Ourense y, tras su arresto, agentes de Vigilancia Aduanera han procedido a trasladarlo a Lugo, han informado las mismas fuentes. En el ayuntamiento, el concejal responsable de este cuerpo, el socialista Agustín Fernández Gallego, indicó a los informadores a su llegada al consistorio, 'ahora os decimos algo'. No obstante, finalmente no salió al encuentro de los periodistas y abandonó el ayuntamiento por una puerta trasera.

La investigación sobre esta presunta red de corrupción corre a cargo del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo. En ella han sido imputados los alcaldes de Ourense, Francisco Rodríguez (PSdeG), suspendido de militancia; y de Boqueixón, Adolfo Gacio (PPdeG), que dimitió ayer. Ambos están en libertad bajo fianza y acusados de prevaricación y cohecho.

La jueza Pilar de Lara Cifuentes trata de esclarecer diversos delitos que se habrían cometido en la contratación de servicios municipales como limpieza, grúa u ORA, a un grupo de empresas encabezado por Vendex, cuyo presidente, Gervasio Orlando Rodríguez Acosta, se encuentra ya en prisión. Las fuentes consultadas por precisan que la investigación sigue abierta y que no se descartan más detenciones.