Público
Público

La Policía se manifiesta contra los recortes sin gritos y sin antidisturbios

Los dirigentes de los sindicatos convocantes de la protesta califican la actuación policial durante las movilizaciones de ‘Rodea el Congreso' como "magnífica, ponderada y proporcionada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Justo en el momento en el que la Policía está en el punto de mira de ciudadanos, políticos y medios de comunicación después de las cargas y los enfrentamientos que tuvieron lugar la semana pasada durante las protestas frente al Congreso de los Diputados, tres de los sindicatos del cuerpo han decidido salir a la calle para protestar contra los recortes que está llevando a cabo el Gobierno, que, según los convocantes, 'están poniendo en riesgo la estabilidad social'.

Guardias Civiles que custodian diariamente el edificio, agentes de la Policía Nacional para vigilar a los concentrados y un centenar de funcionarios sin uniforme y pancarta en mano se han dado cita a medio día frente a las puertas del Ministerio de Interior en una protesta que, como era de esperar, ha transcurrido sin incidentes entre compañeros. Sin embargo, los policías van a la protesta separados. Hoy habían convocado la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP), que las tres juntas tienen mayoría dentro del Consejo de la Policía. Por su parte, la primera organización dentro del cuerpo, el SUP, junto con el Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE), han convocado otra manifestación en Madrid que tendrá lugar el 17 de noviembre.

'No es bueno cargar las tintas contra la Policía en un momento de gran conflictividad social'

'No se está tratando bien al Cuerpo Nacional de Policía. Estos recortes están afectando a la seguridad pública ciudadana, y esto significa afectar directamente a la sociedad española', han relatado en declaraciones a Público José Ángel Fuentes Gago, Javier Arrillaga e Ignacio López de la Fe, líderes sindicales del SPP, la UFP y la CEP respectivamente. Explican que ellos, al igual que el resto de funcionarios, están sufriendo las políticas de austeridad del Gobierno del PP. Recorte tras recorte, los dueños del uso legítimo de la fuerza en el Estado de Derecho han perdido 'en torno al 20% de la capacidad salarial en dos años'.

Los responsables sindicales también denuncian que el ejecutivo 'está sometiendo al país a unas tensiones que no sólo no se las merecen la ciudadanía, sino que ponen en riesgo la estabilidad social'. Por eso, y por la 'gran conflictividad social que hay', los conservadores 'han de detenerse y reflexionar sobre la deriva que están tomando los acontecimientos'.

Y en cuanto a la falta de unidad sindical para protestar por sus derechos, estos sindicatos creen que se debería preguntar 'a los que no están aquí', pues 'ésta es una convocatoria abierta y no entendemos cuál es la razón para que no estén hoy aquí, frente al Ministerio, que es el responsable de que no se nos esté tratando bien, como gestor político directo nuestro'. Y para justificase alegan que ellos son los representantes mayoritarios de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

Entre pancartas y carteles con lemas como 'Usar policías para acallar ¡No!' o 'Provocar violencia para tapar recortes ¡No!', los representes de los tres sindicatos convocantes se han mostrado firmes con respecto a las cargas policiales que se han producido durante la última semana en las movilizaciones de 'Rodea el Congreso'. Las tres jornadas de protesta se han saldado con golpes, heridos y detenidos y las imágenes de los antidisturbios entrando en los bares o cargando en el interior de la estación de Atocha han generado una gran indignación en las redes sociales.

'La responsabilidad de las cargas la tienen los grupos radicales y violentos'

Los tres dirigentes han estado de acuerdo en que 'la actuación de nuestros compañeros estos días ha sido, de forma general, magnífica, ponderada y proporcionada', aunque han asegurado que 'hay imágenes que no gustan a nadie'. Y, para solucionar este problema, aseguran que tienen un régimen disciplinario estricto. 'Estamos en un Estado de Derecho y cualquier persona que haya visto sus derechos vulnerados puede ir y poner una denuncia'.

Respecto a las repetidas imágenes de violencia que se han visto en las pantallas de televisión y ordenador, 'hay una clara responsabilidad y la tienen los integrantes de los grupos radicales y violentos', han sentenciado los sindicalistas, quienes también han desmentido 'cualquier sugerencia hecha por los líderes políticos de que eran nuestros infiltrados quienes reventaron la manifestación'.

En esas imágenes también se ha visto a varios infiltrados ataviados con capucha y braga tapándoles el rostro y, en un caso, a los antidisturbios tratando de detener a uno de ellos hasta el momento en el que se identifica como 'compañero'. Frente a esto, alegan que 'tenemos infiltrados que trabajan en situaciones de máxima tensión. Si se extrae a un compañero del bloque es que está previsto y organizado, por su seguridad'. Haciendo gala de un gran corporativismo, para ellos, 'la profesionalidad de los integrantes del Cuerpo Nacional de Policía está fuera de toda duda'.