Público
Público

La Policía mantiene la vigilancia en Palma tras los altercados

Esquerra Unida de Balears sostiene que la normalización del barrio depende de la erradicación del narcotráfico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de 130 policías nacionales y locales mantuvieron hoy el dispositivo de seguridad en el palmesano barrio de Son Gotleu, que poco a poco regresa a la normalidad después de los disturbios registrados el pasado lunes, tras la muerte del nigeriano Efosa Okosun. El hombre se precipitó desde un edificio, lo que provocó disturbios entre sus compatriotas y miembros del colectivo gitano, a los que los nigerianos acusan de haber provocado la caída. La Policía detuvo a cinco nigerianos por los altercados, tres de los cuales están en España en situación irregular.

Las reuniones celebradas el lunes entre nigerianos, gitanos y Policía consiguieron su objetivo y por la plaza Fra Joan Alcina, epicentro de los altercados, volvieron a circular hoy los ciudadanos y los negocios abrieron sus puertas.

Por otro lado, el portavoz de la comunidad nigeriana, Robert Uwagboe, cuestionó la versión policial sobre la muerte de su compatriota, que afirma que existe un '99,9% de probabilidades' de que la caída fuera accidental. 'No puede ser que la Policía tenga una versión en una hora sin preguntar a los testigos', señaló. Mientras, la comunidad gitana aboga por 'esperar a la decisión del juez'.

Por último, Esquerra Unida de Balears expuso ayer que el barrio sólo se normalizará con la erradicación del narcotráfico y con políticas sociales.