Público
Público

Un policía recibe una paliza por defender a una mujer maltratada

El agente, que se encontraba fuera de servicio, actuó al ver a la mujer tirada en el suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un policía nacional de Valencia que estaba alojado en un hotel de Alcorcón, fuera de servicio, recibió recientemente una paliza al tratar de impedir que un hombre, que finalmente fue detenido, maltratase a su pareja.

Según ha informado hoy la Unión Federal de Policía (UFP) y ha confirmado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el suceso ocurrió el pasado 23 de diciembre a las 11.45 horas en el hotel Ibis de Alcorcón, situado en la travesía de Móstoles y en el que el agente estaba alojado durante unas vacaciones.

En ese momento, el ascensor se abrió y el agente vio a una mujer tirada en el suelo, llorando y con aspecto demacrado acompañada por un hombre, por lo que se acercó, junto a un trabajador del hotel, para saber qué le ocurría, ha relatado el portavoz de la UFP, Serafín Giraldo.

La mujer les explicó llorando que no quería irse con el hombre, que era su pareja, y pidió que llamasen a su hermano, por lo que el policía trató de calmarla y mediar con el hombre, quien mostraba una actitud 'chulesca'.

Al no conseguir que el hombre dejase a la mujer, el agente se identificó como tal, lo que no evitó que el supuesto maltratador llevase a la mujer hasta un coche que estaba aparcado en las cercanías.

La Unión Federal de Policía destaca que 'cumplió con su labor como un ciudadano ejemplar'

Mientras, el agente tomó la matrícula del coche del supuesto agresor y trató de llamar a la policía desde la recepción del hotel, momento en el que el hombre volvió a entrar en el establecimiento y, sin mediar palabra, propinó un puñetazo en la cara al policía y le tiró al suelo, donde le golpeó 'salvajemente', tras lo que huyó.

El policía tuvo que ser trasladado a un hospital, donde estuvo un día ingresado con lesiones graves, ha precisado la UFP.

La policía hizo las gestiones correspondientes para identificar y localizar al supuesto agresor, Pedro G.J., de 32 años y residente en las Islas Baleares, quien finalmente fue arrestado pocos días después.

El portavoz de la UFP ha explicado que este sindicato ha informado ahora sobre este suceso porque el policía 'cumplió con su labor como un ciudadano ejemplar, sin esconderse y actuando'.

Teléfono contra la violencia machista: 016