Público
Público

La policía 'repesca' los bienes del clan de 'Los Charlines'

Golpe policial a las finanzas de este grupo de contrabandistas gallegos: 13 detenidos por blanqueo, entre ellos, seis familiares del patriarca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nuevo golpe policial al clan de los Charlines. Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la Brigada de Blanqueo de Dinero y el Servicio de Vigilancia Aduanera, detuvieron ayer en diferentes localidades de Pontevedra a 13 presuntos integrantes de este conocido grupo familiar de contrabandistas que, desde finales de la década de 1980, ha venido facilitando presuntamente a los cárteles colombianos de la droga la entrada en España de grandes alijos de cocaína. Otras tres personas, entre ellas el propio patriarca del clan, Manuel Charlín Gama, y su hija Josefa, ambos en prisión, han sido imputados.

Entre los detenidos se encuentran seis familiares directos del histórico cabecilla del grupo: sus hijos Óscar, Melchor, Manuel y Teresa, además de una sobrina y una nieta. A todos ellos se los acusa de blanqueo de dinero, estafa y otros delitos contra la Hacienda Pública. La operación, bautizada como Repesca, ha incluido también una quincena de registros en domicilios y empresas controladas a través de testaferros por la familia Charlín. En ellos, la policía se ha incautado de numerosa documentación.

La actuación policial saca a la luz las recientes actividades económicas de un clan que se creía prácticamente desmantelado tras las detenciones de 1996, cuando fueron arrestados la mayor parte de sus miembros. Aquel año, la Justicia embargó bienes valorados en 30 millones de euros pertenecientes a la familia.

Sin embargo, en mayo de 2008 los Charlines comenzaron a recuperar parte de aquellas propiedades, después de que una sentencia del Tribunal Supremo de un año antes considerase que aquel extenso patrimonio no debía haber sido decomisado por la Justicia, sino simplemente embargado, ya que no había sido probado que hubiera sido adquirido con los beneficios del tráfico de droga.

Así, hace dos años la familia, por mediación de una nieta del patriarca, Natalia Somoza Charlín, pujó para rescatar por 800.000 euros las instalaciones de Charpo, la antigua conservera de la familia, en cuyos terrenos en proceso de expropiación está previsto construir el futuro teatro de Vilanova de Arousa. La familia también recuperó entonces una depuradora en A Illa de Arousa y otros terrenos, por los que pagaron otros 795.000 euros.

Son precisamente estos sospechosos movimientos económicos los que provocaron la investigación policial que ha desembocado en las detenciones de ayer. De hecho, entre los arrestados está Natalia Somoza, así como su madre, Teresa Charlín, quien en aquella subasta indicaba a su hija cómo debía pujar para recuperar los bienes. Entre los detenidos también se encuentran otros tres hijos del patriarca, Óscar, Manuel y Melchor, que ya cuentan con antecedentes por tráfico de drogas y blanqueo de dinero.