Público
Público

La policía se retira de la Puerta del Sol y ya no corta los accesos

Los agentes han retirado las vallas y ya no realizan cacheos ni controles preventivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Puerta del Sol de Madrid ha recuperado este mediodía casi por completo su normalidad habitual después de que la Policía Nacional y Municipal hayan retirado las vallas y los furgones policiales que durante los últimos tres días han protegido los accesos a la plaza.

A pesar de que varios policías continúan circulando por los aledaños del kilómetro cero, así como tres unidades de la Unidad de Intervención Policial (UIP) siguen apostadas en la casa de Correos, sede de la Presidencia regional, las vallas que controlaban las calles de entrada a Sol y la cinta policial que bloqueaba desde ayer el acceso al interior de la plaza han desaparecido.

En las calles aledañas de Preciados y Arenal la Policía mantiene varios furgonetas de antidisturbios, si bien los agentes no realizan ni cacheos ni controles preventivos. Además, la estación de Metro y Cercanías funciona sin incidencias.

Por todo ello, desde este mediodía la Puerta del Sol se ha llenado de habituales y visitantes y el bullicio y la rápida concurrencia de personas se ha vuelto a adueñar de la zona. Además, los taxis y los autobuses municipales vuelven a circular con normalidad, incluso en la intersección con la calle Carretas, cortada desde el martes pasado.

Esta noche, los indignados tienen previsto volver a Sol tras una manifestación que les llevará a las 20.00 horas desde Atocha hasta el Ministerio del Interior, lugar donde ayer se produjo una carga policial, para terminar en la emblemática plaza madrileña.