Publicado: 27.06.2011 14:20 |Actualizado: 27.06.2011 14:20

La Policía intenta vincular a Anonymous con el 15-M

Los indignados niegan la relación con los ciberactivistas: "En las asambleas se actúa dando la cara"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado día 10 la Policía anunciaba, con la escenografía de las grandes operaciones, la "desarticulación" de la que denominó "cúpula" de Anonymous en España tras detener a tres de sus miembros. Los detenidos fueron acusados de asociación ilícita y la Policía llegó incluso a decir que la OTAN equiparaba al grupo con Al Qaeda.

La Policía sostiene ahora que los activistas coordinaban sus acciones con el 15-M, algo que descartan totalmente desde el movimiento de los indignados: "Anonymous no ha tenido nunca ningún tipo de vinculación con nuestros grupos de trabajo", señalaron ayer a este diario fuentes de la comisión de comunicación del 15-M, que añaden que las formas de actuar de ambos movimientos son "incompatibles". "Los de Anonymous actúan desde casa de forma anónima, lo contrario que en nuestras asambleas, donde se da la cara", explican las fuentes, que sí reconocen, no obstante, que en ocasiones se han dejado ver caretas de Anonymous en la acampada de Sol porque "comparten el mismo tipo de malestar", informa Antonio González.

Expertos jurídicos señalan que las grabaciones desvirtúan el caso

Sin embargo, según el sumario del caso, al que ha tenido acceso Público, los agentes establecen esta vinculación tras la reunión que mantuvo un policía infiltrado con uno de los acusados en plena acampada de Sol. En la documentación se recoge cómo las conversaciones de alguno de los investigados con sus abogados fueron pinchadas. Esto podría provocar la invalidación del caso o una querella contra la jueza que lo lleva por prevaricación.

La operación policial, publicitada en medio mundo como el primer gran golpe contra el colectivo Anonymous, se inició en los días previos a las elecciones de mayo. Tras una denuncia de la Junta Electoral Central (JEC) el 18 de mayo por haber sufrido un ataque de denegación de servicio (DDoS, en el que una petición masiva de conexiones tumba una web), la Policía decidió precipitar la operación. Más aún cuando, según el sumario, los ciberactivistas preparaban otros ataques contras las páginas del PSOE, PP y CiU para el 20 de mayo, a dos días de las elecciones. Son los días de mayor efervescencia del movimiento de los indignados. Desde el 15-M afirman, sin embargo, que cuando se produjo el ataque a la web de la JEC ellos ni siquiera tenían acceso a internet en Sol.

Según el sumario, los agentes se ganaron la confianza de los detenidos tras infiltrarse en sus chats desde enero. La confianza fue tal que consiguieron citarse con uno de los tres ciberactivistas, Mugen, detenido en Arenys de Mar (Barcelona) el 30 de mayo. La Policía dice de él que contactó personalmente con otros miembros del chat de Anonymous con los que quedó para coordinar posibles ataques, "como queda acreditado en su desplazamiento a la acampada de Sol entre el 26 y el 29 de mayo", dicen en uno de sus informes.

La Policía precipitó la operación tras la denuncia de la Junta Electoral Central

Un agente infiltrado aprovechó entonces para citarse con Mugen junto al Oso y el Madroño, la popular estatua de la Puerta del Sol. Una vez allí, se activó un dispositivo de identificación para poner nombre y apellidos a Mugen. Cuatro días después era detenido.

En una de las partes del sumario, la Policía acusa a Mugen y otro de los arrestados, Wicker, de ser los "coordinadores y responsables del ataque sufrido por la web de la JEC, lo que habría sido solicitado por gente en la acampada de Sol". En los 24 documentos del sumario sobre los tres Anonymous detenidos son constantes las referencias de los agentes al 15-M, las acampadas y Democracia Real Ya.

Los agentes llevaban desde enero infiltrados en los chats

Sin embargo, en otra parte del caso, sería el tercero de los detenidos, Devnuller, el que habría coordinado el ataque contra la JEC. Aunque el chico asegura que en su casa sólo había un servidor de chat, la Policía le señala también como responsable de la red Anonworld, una de las dos infraestructuras que usan los Anonymous españoles. Pero en las conversaciones con su abogado él insiste en que el día del ataque DDos se encontraba embarcado frente a las costas de Almería, ciudad en la que fue arrestado.

El sumario recoge toda una serie de conversaciones entre Devnuller y sus padres, su novia y hasta un amigo guardia civil que le aconseja que se busque un abogado. El letrado David Maeztu termina por hacerse con su caso. Según la documentación, todos han sido grabados, el letrado incluido.

"Lo relevante no es que me graben, sino que eso se use como prueba", afirma Maeztu. Aunque no quiere hablar demasiado, asegura que estas grabaciones no pueden aceptarse. "No estoy de acuerdo con tales grabaciones. Lo he puesto en conocimiento del colegio de abogados", añade. También, según el sumario, ha alegado que el procedimiento tiene un segundo vicio de forma. La Policía obtuvo de la jueza autorización para revelar quién estaba detrás de una dirección IP (número que identifica toda máquina conectada a internet), cuando esta revelación sólo puede permitirse para casos graves y, según el letrado, la acusación de un delito por daños informáticos no lo es.

Del sumario también se desprende que, para la Policía, Anonymous en España sufrió una división en abril pasado. Habría entonces dos corrientes, Anonworld y Anonnet. Sin embargo, fuentes consultadas dentro del movimiento, aunque reconocen la existencia de esas dos infraestructuras en internet, niegan que haya dos Anonymous.

La Policía española se interesó por Anonymous en octubre, ya antes de hacerse famoso el colectivo al defender Wikileaks tirando páginas de varias empresas, y con sus primeros ataques en España para protestar por la Ley Sinde.

Pero toda su investigación se podría ir al traste por las grabaciones a los abogados defensores. "Si un juez las ordena, lo que los investigados hablen con sus abogados no debe incorporarse al procedimiento", opina Enric Bertolín, del Gabinete Jurídico Fermín Morales, de Barcelona. "Si son las únicas pruebas, puede ocurrir que el juez se quede sin caso", comenta. Pero puede ocurrir incluso algo peor, según sostiene el letrado. "Si las conversaciones no son expulsadas, se podría interponer una querella criminal por prevaricación", advierte.

La Policía acusa a los tres detenidos de participar en todas las acciones protagonizadas por Anonymous en España, pero lo que desen-cadena la operación es una denuncia de la Junta Electoral Central.

El sumario también recoge varias conversaciones de los ciberactivistas para atacar los sitios web de las Fuerzas de Seguridad del Estado por su violencia contra los indignados.

Uno de los detenidos relata la existencia de una red de una decena de ciberactivistas que mantiene los chats desde los que lanzan los ataques.

Aunque las investigaciones se inician en enero, es con el registro en la casa de ‘Devnuller' y la declaración de ‘Mugen' con lo que los agentes consiguen dibujar un esquema de la infraestructura de Anonymous en España.

A pesar de que la Policía les acusó en su día de constituir la cúpula de Anonymous, según refleja su propio sumario, habría aún más gente involucrada en el movimiento. También el reciente ataque a la web de Telefónica desmontaría esta tesis.