Público
Público

La policía vuelve a tomar declaración al padre

 José Bretón insiste que su hijos se perdieron en el parque

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Bretón, el padre de Ruth y José, los dos hermanos de 6 y 2 años que desaparecieron el sábado pasado en Córdoba, volvió a testificar ayer ante los policías que investigan el caso. Bretón llegó solo y en taxi a la comisaría al mediodía. Horas después salió oculto en un vehículo policial para evitar el acoso de los medios. El padre de los pequeños acudió llamado por los agentes, que le citaron en calidad de testigo y denunciante para que relatara, una vez más, su versión sobre la pérdida de los pequeños. Bretón insistió de nuevo que estos se extraviaron en el Parque Cruz Conde de la ciudad andaluza.

Ayer, Bretón se cruzó en las dependencias policiales con los primeros testigos que una semana después parecen corroborar su testimonio. Mario González, un veinteañero cordobés, aseguró que vio aquel día al padre de los menores 'desesperado' y que éste le preguntó si había visto a sus hijos.

Un testigo dice ahora que vio al hombre buscar a los niños «desesperado»

Este testigo, que antes de acudir a comisaría había sido entrevistado por una cadena de televisión, añadió que Bretón tenía la cara 'desencajada y blanca', y añadió que un familiar suyo llevaba una semana viendo a un hombre dentro de un coche Ford Focus de color gris que 'se tocaba mientras miraba a los niños' del parque. Los investigadores consideran ambos testimonios como 'contaminados' por lo publicado en la prensa y les dan 'escasa credibilidad'.

De hecho, el aparente estancamiento de la investigación y la falta de información oficial derivó ayer en la irrupción de una pitonisa que asegura que los niños están retenidos en los sótanos de una casa alejada de Córdoba y la aparición de los primeros rumores. Las autoridades locales tuvieron que salir al paso para desmentir uno de ellos, que un importante abogado de la ciudad había dado por bueno y colgado en su perfil de Facebook.

Los agentes dan escasa credibilidad a los testimonios sobre un acosador

Agotada, la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, dejó en la madrugada de ayer Córdoba y regresó a Huelva. Ortiz, en trámites de separación con su marido, había pasado estos días en una casa facilitada por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género y decidió regresar junto a su familia y amigos para aguardar allí la resolución del caso. La madre se trasladó a Córdoba después que fuera llamada por la Policía de Huelva a testificar. Esa misma noche, Ruth Ortiz denunció a su marido por coacciones, amenazas y malos tratos psicológicos.

Familiares y amigos de la mujer han convocado para hoy manifestaciones silenciosas de apoyo y solidaridad en Huelva y Córdoba. En esta última ciudad, la concentración se ha fijado para las 20.00 en el parque Cruz Conde, a las puertas de la Ciudad de los Niños. La cita se repetirá mañana domingo, pero a las 12.00. En Huelva, la manifestación partirá hoy a las 12.00 de la Fuente de los Bomberos y concluirá en la Plaza de las Monjas. Las similitudes con los casos Mari Luz y Marta del Castillo cada vez son más acusadas.