Público
Público

El Polisario critica las "infundadas" palabras de Trinidad Jiménez

La ministra de Exteriores afirmó que "juridícamente" Marruecos no es "potencia ocupante" del Sáhara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Frente Polisario calificó hoy de 'graves, infundadas' y de 'toma de posición flagrante' las declaraciones realizadas el miércoles por la ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez, en las que afirmó que jurídicamente Marruecos no es 'potencia ocupante' del Sahara Occidental.

En su comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Senado, Jiménez consideró que, desde un punto de vista jurídico, 'no se puede calificar a Marruecos como potencia ocupante, puesto que el ejercicio de facto que hace en el territorio de El Aaiún no es fruto de un conflicto bélico, ni de un elemento de fuerza, sino producto de un acuerdo', en alusión a los acuerdos de Madrid de 1975.

El ministro de Exteriores saharaui, Mohamed Uld Salek, afirmó en unas declaraciones difundidas en Argel que las manifestaciones de Jiménez son 'infundadas, graves y denotan una toma de posición flagrante o una comprobada amnesia para justificar lo injustificable'.

Uld Salek señaló que el 31 de octubre de 1975, dos semanas antes de los acuerdos de Madrid, Marruecos inició 'una guerra de rapiña y una agresión sangrienta durante la que utilizó napalm, fósforo blanco y bombas de fragmentación contra la población civil saharaui'.

Además, según el dirigente saharaui, desde el punto de vista legal 'es notorio que el acuerdo de Madrid de 1975 no puede justificar la ocupación marroquí'.

En este sentido, Uld Salek citó a Hans Corell, consejero para Asuntos Legales del secretario general de la ONU, quien en enero de 2002 dijo al Consejo de Seguridad que 'el acuerdo de Madrid no ha transferido la soberanía sobre el territorio ni conferido a uno de los firmantes la condición de potencia administrativa, condición que España no podía transferir unilateralmente'.

Asimismo, añadió que, tras la renuncia por parte de Mauritania (uno de los tres firmantes del acuerdo de Madrid), Marruecos 'invadió la parte sur del Sahara Occidental en 1979'.

A juicio del dirigente saharaui, España 'sigue siendo jurídicamente la potencia administrativa del territorio' y Marruecos 'es una potencia ocupante que viola los derechos más elementales del pueblo saharaui, en primer lugar su derecho a la autodeterminación' reconocido por las resoluciones de la ONU.

'El sitio del Gobierno español no es el de intentar probar la inocencia de Marruecos, evitándole toda condena, optando con ello a la perpetuación del conflicto, sino el de asumir sus responsabilidades respecto a los valores que defiende el conjunto de la sociedad española y actuar para reparar la injusticia cometida en 1975', afirmó Uld Salek.

Según el dirigente del Polisario, esa reparación es 'la única garantía para la paz y la estabilidad en la región'.