Público
Público

El Polisario eleva a 19 los muertos y habla de "terror" en El Aaiún

El Frente alerta de una "guerra civil" inminente. El ministro saharaui de Exteriores dice que por las calles "están apareciendo cuerpos degollados y con impactos de bala"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Frente Polisario ha elevado a 19 los muertos saharauis tras el asalto al campamento de protesta en El Aaiún. Además, ha denunciado que la capital del Sáhara Occidental vive una 'situación de terror' en la que los agentes marroquíes abandonan los cadáveres en las calles para sembrar el pánico entre la población.

El ministro saharaui de Exteriores, Mohamed Uld Salek, asegura que en los barrios con mayor presencia saharaui de la ciudad 'están apareciendo cuerpos degollados y cadáveres con impactos de bala, algunos de ellos de niños' a los que 'resulta muy difícil identificar'.

El delegado del Polisario en Andalucía, Abidin Bucharaya, ha advertido por su parte de que el Gobierno marroquí está induciendo a los colonos marroquíes a que participen en una 'batalla' contra los saharauis, por lo que, a su juicio, se corre el riesgo de que en las 'próximas horas' el Sáhara se sumerja en una 'guerra civil' entre marroquíes y saharauis.

Se corre el riesgo de que el Sáhara se sumerja en una 'guerra civil inminente'

En rueda de prensa en el Parlamento andaluz, en la que estuvo acompañado por miembros de IULV-CA y por el eurodiputado de IU, Willy Meyer, Bucharaya ha asegurado que los saharauis no tienen nada en contra del pueblo marroquí, 'un pueblo vecino y hermano, al que respetamos y que es víctima como el nuestro del régimen dictatorial que impone el rey de Marruecos'.

'Ayer (el martes) los saharauis enterramos a once mártires y hoy no sé lo que puede pasar. Si se sigue con esta dinámica va a ser difícil medir las consecuencias de este conflicto, que probablemente no se podrá controlar por las partes que forman parte de él', ha afirmado Bucharaya, quien ha asegurado hasta el momento se contabilizan 752 heridos y más de 150 desaparecidos.

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad marroquíes han declarado una orden de busca y captura contra los ocho miembros del comité de coordinación del campamento saharaui de protesta, según fuentes saharauis.

El Comité de Defensa del Derecho de Autodeterminación del Pueblo Saharaui (Codapso) ha colgado en su página web una lista, cuya autenticidad no pudo ser verificada, en la que figuran los ocho supuestos miembros del comité con los delitos que se les imputan. Todos ellos, según esta lista, tienen supuestos antecedentes criminales por delitos como 'emisión de un cheque sin fondos', 'contrabando de todo género incluidos cigarrillos', 'tráfico y consumo de drogas', o 'agresión a un funcionario'.

'El toque de queda comienza a las diez de la noche, pero la realidad es que empieza a las seis de la tarde'

Por su parte, el grupo Resistencia Saharaui señaló, en un comunicado, que el martes fue detenido uno de los miembros del comité, Mohamed Burial, y que otro de ellos, Abdalahi Tubali, se encuentra herido grave tras ser atropellado por un vehículo policial.

Aunque Rabat no ha confirmado oficialmente la orden de busca y captura, la agencia oficial MAP difundió una nota en la que indica que la reacción de los partidos políticos marroquíes y representantes de asociaciones, así como testimonios de habitantes del campamento, señalan al comité como el culpable de los disturbios. La agencia MAP ha difundido estos días testimonios de saharauis que acusan a los responsables del campamento Gdaim Izik de haberlos retenido contra su voluntad, como El Bedraoui Mohamed, quien sostuvo que 'los organizadores del campamento nos prohibieron desmantelar las tiendas después de que el Estado hubiese respondido a nuestras reivindicaciones sociales'.

La cooperante española Isabel Terraza explicó, con datos de esta pasada madrugada, que se siguen produciendo detenciones y registros en las casas y que en las últimas horas han sido arrestadas al menos diez personas. Muchos de los detenidos, aseguró, no tenían ninguna filiación ni actividad política. 'El toque de queda comienza a las diez de la noche, pero la realidad es que comienza a las seis de la tarde, cuando empieza a caer el sol', declaró. Asimismo, explicó, se han registrado altercados en las zonas colindantes a los cuarteles militares por parte de personas que reclamaban información sobre sus familiares detenidos y que atacaron a las fuerzas de seguridad 'con bombonas de gas'.

En tanto, en El Aaiún los activistas pro autodeterminación expresan su temor por lo que consideran una 'campaña masiva de detenciones' por parte de las fuerzas marroquíes contra los implicados en los disturbios del lunes y en Gdaim Izik. Un miembro de Codapso explicó que los activistas cambian de casa cada varias horas por el temor a ser detenidos.

Testigos aseguran que la actividad ha vuelto a El Aaiún

Sin embargo, otras fuentes saharauis aseguran que, pese a que la presencia militar y policial sigue siendo importante, las detenciones han sido más esporádicas y que hay 'algo de exageración' en las informaciones de los activistas. Testigos oculares explicaron que la actividad ha regresado parcialmente a la capital administrativa del Sahara Occidental y que en las tiendas que han abierto se han producido colas para abastecerse.

Mientras, las escuelas y las administraciones públicas continúan cerradas, según estas mismas fuentes, aunque el prefecto de la Policía de El Aaiún aseguró que la actividad es 'normal y estable' en la ciudad desde el lunes por la tarde.

Las fuentes saharauis hablan de confrontaciones esporádicas durante la noche en los barrios de Direidek, en el oeste de la ciudad, y Al Auda y Al Wifaq, en el este. Pese a todo, el bloqueo para los periodistas al que sigue sometido El Aaiún hace que las informaciones lleguen con cuentagotas y que en muy pocas ocasiones éstas puedan ser contrastadas oficialmente.Muerte de dos agentes eleva a diez los policías muertos en el Aaiún

La agencia oficial MAP, citando fuentes hospitalarias, ha informado de que dos agentes de las fuerzas marroquíes han muerto este miércoles a causa de las heridas sufridas en el asalto. Estos dos fallecimientos elevaría a diez el número de bajas entre los efectivos de seguridad de Marruecos.

No se especifica, sin embargo, a qué cuerpos pertenecían los dos agentes fallecidos, aunque se conoce que entre los otros muertos había dos gendarmes, dos miembros de las Fuerzas Auxiliares y otro de la Protección Civil. Hasta el momento, Marruecos solo reconoce una víctima civil saharaui, Brahim Gargar Uld Med Uld Hammadi, cuya muerte, según Rabat, está siendo investigada por la Fiscalía.