Público
Público

"Si los políticos españoles no entienden el clamor del pueblo catalán, tendremos problemas"

La gran manifestacion en favor de la independencia de Catalunya genera reacciones antagónicas: mientras Saénz de Santamaría dice que conviene "saber por dónde va el mundo", Duran i LLeida advierte que las reivin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La gran manifestación en favor de la independencia de Catalunya que el martes por la tarde recorrió las calles de Barcelona ha generado reacciones antagónicas. Una de las últimas ha sido la de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, quien ayer a última de la tarde, en unas breves declaraciones en los pasillos del Congreso, hacía un llamamiento a la unidad: 'De la crisis saldremos todos los países de la Unión Europea juntos y mucho antes si lo hacemos todos los españoles juntos'.

'En tiempos difíciles conviene elegir muy bien las prioridades y saber por dónde va el mundo', dijo la vicepresidenta al valorar la gran marcha independentista que congregó a millón y medio de personas. 'La prioridad de este Gobierno, que coincide con el sentir de muchísimos españoles, es la de crear empleo y salir de la crisis', afirmó Santamaría, en una crítica a la manifestación de Barcelona.

El mensaje de la vicepresidenta coincidió, punto por punto, con el lanzado por Mariano Rajoy el lunes por la noche en su entrevista televisiva y el martes por la tarde en su comparecencia ante la prensa junto al primer ministro finlandés

'Y si quiere mi opinión, de la crisis saldremos todos los países de la Unión Europea juntos, y mucho antes si lo hacemos todos los españoles juntos', remató.

Desde Barcelona las declaraciones tenían otro tono bien distinto. Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, fue uno de los más contundentes y reclamó al Estado español que tome nota del malestar catalán. 'Si los políticos y a las instituciones españolas no entienden el clamor del pueblo de Catalunya, vamos a tener problemas serios', advirtió Duran.

El portavoz de CiU quiso destacar que lo importante es que 'el pueblo de Catalunya se está manifestando contra la asfixia financiera y la recentralización'.

'Si Mariano Rajoy, Alfredo Pérez-Rubalcaba o cualquier político español son inteligentes, estadistas, y no piensan simplemente en las elecciones, deberán entender qué significa este clamor del pueblo catalán', avisó Duran. 'Si no lo entienden, es lógico que esto vaya in crescendo'.

El político democristiano fue objeto de algunos abucheos y gritos de 'botifler' (traidor).

Desde la propia Barcelona, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, se colocaba en la orilla opuesta a la de Duran:  en una entrevista en la cadena Cope, Sánchez Camacho se sumaba a los críticos y apuntaba directamente al presidente de la Generalitat, Artur Mas: 'El presidente ha dejado huérfanos a una parte de los catalanes al alentar la manifestación independentista. Camacho calificó de 'grave' la actuación de la Generalitat y dijo que Mas 'ya no es el presidente de todos los catalanes'.

'No se puede jugar con fuego' dijo la jefa de los conservadores catalanes, quien acusó a Más de generar expectativas que luego no se pueden cumplir. Recordó que en próximos plenos del Parlament habrá propuestas sobre la independencia de Catalunya y que ya se verá cuál es la actitud de CiU, para quien en este tema se evidencia su 'ambigüedad e irresponsabilidad'.