Público
Público

"Yo pongo la caña y tú, votos"

Rubalcaba hace un "esfuerzote" para cambiar la tendencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No será por falta de dedicación y empeño, aunque según reconoció en la arenga a sus seguidores para dar la vuelta a las encuestas va a hacer falta, más que un esfuercito', un 'esfuerzote'. Alfredo Pérez Rubalcaba protagonizó ayer dos grandes actos electorales en A Coruña y Vigo, tres micromítines de su nueva agenda 'en ruta' en las localidades coruñesas de Betanzos, Oroso y Rianxo, más un cuarto para atender a los que no pudieron entrar en el local del primero de los actos de la jornada, además de una rueda de prensa con Cándido Méndez, una charla con los periodistas en el autobús de la caravana y un encuentro en Vigo con trabajadores de La Naval.

Si de una experiencia salió satisfecho el candidato fue de los mítines en ruta, con una duración media de diez minutos y una asistencia que osciló entre la treintena y las 200 personas. 'Venía a daros ánimo y me voy animado', dijo al terminar el tercero, en el centro cultural de Rianxo. En todas partes dejó el mismo mensaje: 'Voy a echarle toda la pasión, que es mucha, pero me tenéis que echar una mano'. O, como le dijo a una simpatizante en un restaurante de Betanzos, famoso por sus tortillas: 'Yo me encargo de la caña y tú, de convencer a unos cuantos vecinos de que me voten'.

El candidato protagoniza un maratón de actos electorales

Rubalcaba afirmó que las del domingo son 'las elecciones más importantes que ha tenido el PSOE desde 1977', cuando se celebraron los primeros comicios democráticos. Para mayor precisión, las equiparó a las de 1982, cuando Felipe González alcanzó una mayoría histórica de 202 escaños y sentó los cimientos de la modernización de España y del Estado del bienestar. Argumentó que la crisis 'es tan grande y tan fea' que el desafío es de primera magnitud, y para reivindicar la capacidad del PSOE de afrontar los mayores retos, sacó a relucir 'todo lo hecho por los socialistas en estos 30 años de democracia'.

El candidato del PSOE advirtió de que el PP, si gana, 'traerá retrocesos en los derechos individuales' y a los gritos de '¡presidente, presidente!', respondió: 'Esto tiene un pequeño trámite. Hay que votar y tener más votos que los demás'. Para lograrlo, según aconsejó a los suyos, 'hay que convencer a la gente, con la cabeza y con el corazón'.

En el tramo final, vista la imposibilidad de confrontar su programa con Rajoy, se propone hablar menos del programa y poner más emoción en sus intervenciones.