Público
Público

Pons celebra con Camps la "resistencia" valenciana

El president llama "héroes" a sus votantes por oponerse a "un gobierno antiespañol". Valenciano (PSOE): "No callaremos porque nos denuncien"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Libre ya de las ataduras de la campaña electoral, el president de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, aprovechó un acto de partido para insultar a los indignados, tachar de 'antiespañol' al Gobierno el PSOE y fantasear con poner a todos los valencianos, incluso a los que no le votan, una placa en homenaje por haber aguantado siete años con José Luis Rodríguez Zapatero en el poder. Elche, Benicàssim y Gandía desde donde habló 'y tantos otros municipios, ya son ciudades del PP', advirtió Camps.

El president de la Generalitat se dirigía a un grupo de simpatizantes en el club náutico de Gandía, donde se ha impuesto el conservador Arturo Torró, tras 28 años de Gobierno socialista. Tras un cordón policial, una treintena de indignados gritaba 'no hay pan para tanto chorizo' y mostraba pancartas contra la corrupción. En un momento de su intervención, Camps, imputado en el caso Gürtel, los señaló y dijo: 'No quiero a jóvenes con capacidad de ser manipulados. Necesitamos que los jóvenes tengan clara su preparación y capacidad de decidir por sí mismos'.

Frente a las reivindicaciones del 15-M acerca de una democracia real y participativa, Camps se volvió a poner como ejemplo. Dijo que él se apunta a dos movimientos, “el del 6 de diciembre de 1978 y el de los resistentes y héroes democráticos en la Comunidad Valenciana aguantando un gobierno imposible, absurdo, extraño y antiespañol”. “Me manifesté por las calles de Valencia cuando era un joven que todavía no podía votar reclamando libertad, amnistía y Estatuto de Autonomía”, relató orgulloso.

'No quiero a jóvenes con capacidad de ser manipulados' 

Pero el momento estelar de su intervención tuvo lugar cuando expresó su deseo de que los alcaldes valencianos pongan “una placa” en alguna calle o plaza con el nombre de los cinco millones de valencianos, “héroes de la democracia y la resistencia que durante siete años aguantaron a Zapatero en pie, con gallardía y con fuerza”.

Por la tarde, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, advirtió al PP de la comunidad autónoma que su denuncia por injurias, en relación con el informe de los socialistas La corrupción en la comunidad, no va a detenerlos en su denuncia de la gestión de los conservadores. “No nos van a amedrentar, ni nos van a asustar, ni nos van a detener. Por supuesto, asumiremos la decisión de la justicia, pero no vamos a callarnos porque nos denuncien”, recalcó Valenciano.

En el mismo acto que intervino Francisco Camps, el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, optó por atacar al vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, del que dijo que “no está” y tampoco “se ocupa” de las protestas de los indignados. También dijo que la entrada de Bildu en ayuntamientos es una situación “indigna, impresentable e indecente”.