Público
Público

El PP acusa al Ejecutivo de no tener un plan B

Jáuregui les exige que pidan la reparación económica alos técnicos que abandonaron sus puestos y no a Fomento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno debe afrontar su responsabilidad en las consecuencias económicas del caos aéreo del puente de la Constitución porque carecía de un plan B para hacer frente al plante de los controladores. Esa es la tesis en la que se apoyó la diputada del PP en el Congreso María Salom para exigir cuentas al Gobierno. Aunque los culpables son los controladores, admitió, el Ejecutivo tiene responsabilidades, porque la empresa donde trabajan estos empleados es estatal.

En su respuesta, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que ensayó la intervención con la que hoy defenderá la ampliación del estado de alarma, reprendió a los conservadores: '¿Qué es lo que pretenden? ¿Qué no sean los controladores quienes paguen lo que han causado? ¿Que seamos todos los españoles quienes tengamos que hacerlo?' '¡Es el colmo de la injusticia!', proclamó Jáuregui tras insistir en que 'son ellos, y sólo ellos, los que deben responder del perjuicio económico causado a los usuarios'.

El ministro cerró el fuego abierto por el Grupo Popular sobre este conflicto contra cuatro ministros: Manuel Chaves, José Blanco, Carme Chacón y el propio Jáuregui. El conflicto se convirtió en arma de confrontación en un pleno en el que el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, acusó al PP de pretender 'montarse a lomos de la crisis del sector aéreo, igual que ha hecho con la crisis económica' cuando los conservadores le reprocharon las declaraciones de su número dos, GasparZarrías, quien acusó al PP de una posible connivencia con los controladores.

'Tratan de cubrir su incapacidad de gobierno a base de mentiras e insultos al PP', le espetó el diputado conservador Rafael Merino. 'Les cuesta asumir que el Gobierno haya impedido el caos', replicó Chaves, tras calificar de 'cínica e hipócrita' la indignación pretendida por el PP después de que su responsable de comunicación, Esteban González Pons, acusara al Ejecutivo de ordenar la operación Galgo 'para tapar el caos aéreo'.

En un duelo de reproches cruzados, el ministro de Fomento, José Blanco, protagonizó otro ácido cara a cara a cuenta del reciente caos aéreo. 'Como ministro, no como responsable político, es usted un perfecto incompetente', le colgó el conservador Carlos Floriano.

Blanco encajó el golpe sin inmutarse y acusó al PP de mirar para otro lado en este conflicto, y reivindicó las reformas emprendidas por su departamento a lo largo de todo el año para derribar 'el edificio de privilegios que, con sus patrañas, el PP ha dejado construir' a los controladores. 'Si quieren que aplique la receta que ustedes aplicaron, ceder al chantaje, les digo que no cuenten con este ministro', sentenció Blanco para concluir el duelo.

Los adjetivos se apearon del debate en el turno de la responsable de Defensa, Carme Chacón, quien reiteró que el Gobierno habilitará a militares para operar en algunos puestos y torres civiles y actuar en casos excepcionales. Ya en el cuerpo a cuerpo, Chacón recriminó a los gobiernos presididos por el PP que cedieran una y otra vez ante la presión de los controladores hasta aprobar, en 1995, 'el convenio más leonino, usurero y abusivo con el Estado que nos hemos encontrado nunca y que ha permitido ese abuso y chantaje', por parte del colectivo que protagonizó el parón del puente de la Constitución. 'Hemos puesto las cosas en su sitio, la gente les pondrá a ustedes', zanjó la titular de Defensa.