Público
Público

El PP acusa al PSOE de insumisión al TC

González Pons advierte al Gobierno de que el Congreso no puede corregir la Carta Magna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP dedicó ayer gran parte de la reunión de su comité de dirección a analizar las consecuencias de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut. Una de las principales conclusiones de la cita fue la de que 'Zapatero ha colocado al Gobierno de España al borde de la insumisión constitucional'. Así se manifestó el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la cúpula conservadora.

Tras insistir una vez más en que su partido 'acata la sentencia', González Pons advirtió a los socialistas de que no es posible 'eludir al TC' aprobando mediante leyes los aspectos que recortó la sentencia sobre el Estatut. Es en este momento en el que González Pons alertó de la posible insumisión del Gobierno a la Carta Magna.

El PP considera que el que debe cumplir las leyes primero es el Ejecutivo

El presidente del Gobierno anunció en el debate sobre el estado de la nación de la semana pasada que desarrollaría por vía legislativa aquellos aspectos que derribó la sentencia del alto tribunal.

Para el dirigente conservador, 'si el Congreso pudiera alterar el sentido de la Constitución, como ahora pretende el Gobierno, la Constitución entonces no serviría para nada'.

'El Congreso de los Diputados no puede corregir la Constitución. Es una norma anterior y superior a todas. Y esa superioridad de la Constitución sirve para que todos sepamos lo que los poderes públicos, incluido el Congreso, pueden y no pueden hacer', recalcó González Pons.

Para Pons, la 'crisis' abierta por la sentencia urge otro Gobierno

En este sentido, el vicesecretario de comunicación de los conservadores instó al Gobierno que 'acate y respete la sentencia y que no busque atajos para eludir la sentencia en fraude constitucional'. No obstante, no ocultó 'que la aplicación de la sentencia requerirá de mucho esfuerzo y sentido común'.

Es en este contexto en el que se entiende la propuesta de resolución presentada por el PP en el Congreso en defensa de la 'estabilidad insticional'. 'Si el Gobierno no cumple las sentencias del Tribunal Constitucional, ¿con qué razón vamos a obligar a un ciudadano a que cumpla lo que dicta un tribunal ordinario? Para que haya estabilidad institucional, el primero que tiene que cumplir es el Gobierno', sentenció.

Las críticas de los conservadores al Gobierno por estar 'al borde de la insumisión constitucional' llegan sólo semanas después de que Murcia, feudo del PP, mostrara su rechazo inicial a aplicar la Ley del Aborto el mismo día de su entrada en vigor.

También Murcia, Madrid y la Comunidad Valenciana tienen bloqueada, por ejemplo, la aplicación de la Ley de Dependencia o el Plan Escuela 2.0.

Pese a las críticas que ha recibido el líder del PP, Mariano Rajoy, por mantenerse al margen de la sentencia, González Pons defendió que 'en ningún momento ha eludido hablar' del Estatut. No obstante, hace poco más de una semana, en un acto en presencia José María Aznar, el propio Rajoy no ocultó su estrategia: 'No voy a entrar en el contenido de la sentencia'.

Para Pons, sus palabras de ayer no eran más que un resumen de lo que en los últimos días han sostenido sobre la sentencia del Estatut tanto Mariano Rajoy como Alicia Sánchez-Camacho, presidenta de los conservadores de Catalunya.

Mientras, en el PP siguen insistiendo en la necesidad de un cambio de gobierno. González Pons lo reiteró ayer. 'España necesita ahora mismo un gobierno estable, que no necesite entregarlo todo para mantenerse, con sentido común, con responsabilidad, que sepa lo que quiere y recién elegido por los ciudadanos. Para afrontar la crisis provocada por la actitud de Zapatero ante la sentencia del TC, necesitamos otro gobierno', afirmó.