Público
Público

El PP admite que no advirtió al Ejecutivo de la visita

Cospedal: "Ha sido una iniciativa de Aznar apoyada por Mariano Rajoy"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno José María Aznar acudió ayer a 'título personal', pero en calidad de ex líder del Ejecutivo español, a interesarse por la situación que se vive en la zona fronteriza de Melilla. Aún así, obvió informar al Ministerio del Interior de su desplazamiento a la ciudad autónoma. Ni él ni la dirección nacional del partido, que fue informada del desplazamiento, consideraron necesario alertar de esta visita sorpresa. 'Aznar no está asistiendo en otra condición que en la de ex presidente del Gobierno. Por tanto, no tiene que informar el PP', argumentó la número dos del partido, María Dolores de Cospedal, en rueda de prensa.

La actitud de José María Aznar fue censurada por el Gobierno socialista, que le reprochó su falta de sentido de Estado. 'No conozco ningún ex presidente de Gobierno que, sin conocimiento del Gobierno de su país, tenga este comportamiento', denunció ayer el ministro de Fomento, José Blanco.

Pese a que en el partido intentaron quitar hierro a la visita, la irrupción de Aznar en la crisis de Melilla eclipsó la agenda de los conservadores. El desplazamiento se produjo el mismo día que Rajoy regresaba a Madrid para celebrar una reunión de su comité ejecutivo. Y sólo 24 horas después de que el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, visitara la zona. De su viaje, según aclaró De Cospedal, sí tuvoconstancia la delegación del Gobierno.

El líder del PP tuvo conocimiento de que su antecesor en el cargo iba a visitar la ciudad autónoma cuando González Pons ya estaba allí, según confirmaron ayer fuentes del partido. 'Ha sido una iniciativa suya, apoyadapor Mariano Rajoy', subrayó Cospedal.

La actitud de José María Aznar fue censurada por el Gobierno socialista

Intentando evitar la polémica, la número dos del PP aseguró que entre las visitas de Pons y Aznar no hay más que una 'coincidencia de fechas'. Y que lo importante no son estos desplazamientos en sí, sino lo que dejan en evidencia. Es decir, las ausencias de los miembros del Gobierno.

'La actuación del PP es en solidaridad con los miembros de la policía, con la ciudad de Melilla y con el presidente de Melilla, que se ha sentidodesasistido. El PP ha sido extremadamente respetuoso', respondía Cospedal cuando se le preguntaba si su partido contribuía a mejorar la situación en Melilla. Además, recalcó que criticar estas visitas es 'no saber dónde empieza y termina España'.

Respecto al apoyo que el Ejecutivo de Ceuta, gobernada también por el PP, ha mostrado a las acciones del Gobierno central, la número dos de los conservadores echó balones fuera: 'El presidente de Melilla está atravesando una situación delicada y no se ha sentido respaldado por el Gobierno de España'.

Como ya hizo un día antes González Pons, Cospedal demandó al Gobierno las 'gestiones diplomáticas oportunas' para que Marruecos deje de ocupar la tierra de nadie. El PP ha solicitado la convocatoria de la diputación permanente del Congreso de los Diputados para que el Gobierno explique su actuación en la crisis de Melilla así como la posible subida de impuestos.