Público
Público

El PP amplía la diferencia con el PSOE a 6,3 puntos, según el CIS

El PSOE pierde 3,1 puntos y el PP sube 1,7 frente al último barómetro. Ningún político alcanza el 4 de nota. El mejor valorado, Duran Lleida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP ganaría las elecciones generales si se celebrasen hoy con un 41,2% del voto estimado y amplía su ventaja hasta los 6,3 puntos sobre el PSOE, que obtendría el 34,9 por ciento, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hecho público este miércoles.

En el sondeo, efectuado tras el plan de ajuste aprobado por el Gobierno, el PP sube 1,7 puntos su estimación de voto respecto al barómetro anterior, efectuado en abril, mientras que el PSOE baja 3,1 puntos.

Como tercera fuerza política se sitúa Izquierda Unida, con un 5,4% de apoyo electoral, lo que supone una bajada de cuatro décimas. Por detrás, CiU sube cinco décimas hasta el 4,1% y UPyD también asciende en intención de voto, situándose como la quinta fuerza, con un 3,8%. 

El PP está cinco puntos peor valorado que el PSOE, pese a la ventaja

El castigo al Gobierno se hace visible en la valoración que los encuestados hacen de su gestión, dado que el 55,5% valora como malo o muy malo el trabajo del Ejecutivo, mientras que sólo un 7,8% piensa que es buena o muy buena. 

Sin embargo, tampoco el PP sale muy bien parado de la encuesta. De hecho, la valoración del primer partido de la oposición es peor que la del Gobierno, ya que un 60,9% considera mala o muy mala su gestión. 

Esto se debe a que la clase política vuelve a situarse en el tercer lugar dentro de los principales problemas para los ciudadanos, sólo que esta vez marca un nuevo récord con un 21,7%. El paro vuelve a liderar esta clasificación con el 78%, subiendo 2,1 puntos con respecto al último barómetro de junio, mientras que los problemas económicos son mencionados en el 51,3% de las respuestas. 

 

Todos los líderes políticos suspenden y ninguno alcanza el 4 de nota, entre ellos el mejor valorado, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, con una calificación de 3,72, por encima del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con un 3,48, y del líder del PP, Mariano Rajoy, con un 3,18.

Rubalcaba, el ministro mejor valorado. González Sinde, la peor del Gobierno

En cuanto a los miembros del Gobierno, ninguno aprueba, aunque Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, es el que más se acerca con una nota de 4,47. En segundo lugar se sitúa la ministra de Defensa, Carme Chacón, que obtiene un 4,23. Por detrás, Ángel Gabilondo, titular de Educación, con un 4; María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera, con un 3,97; Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores, con un 3,91; y Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, con un 3,90. 

Repite como ministra peor valorada Ángeles González Sinde, ministra de Cultura, con un 2,98, siendo el único miembro del Gobierno que no supera el 3 de valoración. Le sigue Beatriz Corredor, ministra de Vivienda, con un 3,03; Bibiana Aído, ministra de Igualdad, con un 3,04; y Celestino Corbacho, ministro de Trabajo, con un 3,16. 

Del resto de políticos, Rosa Díez, presidenta de UPyD, se acerca a Duran i Lleida con una nota del 3,69, adelantando también al presidente del Gobierno y al jefe de la oposición. Tras estos cuatro políticos aparece la portavoz de NaBai en el Congreso, Uxue Barkos, que supera por una centésima el 3 de valoración.

Por debajo de esa línea se sitúan, entre otros, Paulino Rivero, presidente de Coalición Canaria, con un 2,93; Joan Puigcercós, de ERC, con un 2,78; e Íñigo Urkullu, presidente del PNV, con un 2,73.