Público
Público

El PP aprovecha la alerta alimentaria para boicotear el Consejo de Sanidad

Los consejeros de Sanidad de las autonomías gobernadas por el PP dieron ayer plantón a la ministra Leire Pajín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los consejeros de Sanidad de las autonomías gobernadas por el PP dieron ayer plantón a la ministra Leire Pajín y a sus homólogos de otros partidos que sí se reunieron en el seno del Consejo Interterritorial de Sanidad, el primero después de la victoria del PP en las elecciones del pasado 22 de mayo.

Los consejeros del País Valencià, Manuel Cervera, y de Castilla y León, Francisco Álvarez Guisasola, ambos del PP, justificaron su plante al Consejo asegurando que no se iba a hablar de la crisis del pepino y criticando su 'falta de contenido'. Guisasola aseguró, además, que 'no existe una crisis sanitaria' en España, por lo que no es un asunto 'prioritario ni urgente'.

El martes, la coordinadora de Política Social del PP, Ana Pastor, ya anunció el boicot, si bien Sanidad incluyó la crisis del pepino entre los asuntos a tratar en ruegos y preguntas. Por su parte, el consejero de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, justificó que hablar del brote de E. coli fue una tapadera para tratar la Ley de Muerte Digna, que considera 'muy controvertida y en la que hay discrepancias políticas muy serias'.

Otro de los argumentos que ha esgrimido el PP para no asistir ha sido que la mayoría de los consejeros actuales están en funciones tras los pasados comicios autonómicos

Lo cierto es que la crisis del pepino fue abordada ayer, de forma simultánea en los ministerios de Sanidad y de Medio Ambiente, por los responsables autonómicos de ambas áreas, aunque el boicot del PP no se extendió al segundo. Cuando finalizó la reunión de este Ministerio, el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, se sumó al encuentro en Sanidad.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín criticó la actitud del PP, que tachó de incoherente porque sí fue a la cita de Medio Ambiente. 'Los políticos hoy estamos aquí y mañana en otra parte. Pero quedan las administraciones y eso tiene que estar por encima de todo', insistió.

Los consejeros de Asturias, Euskadi y Aragón (PSOE) criticaron la actitud del PP y defendieron que el Consejo no es un arma de confrontación política. Por su parte, los responsables de Castilla-La Mancha (PSOE) y de Catalunya (CiU) destacaron el respaldo unánime de las autonomías a la agricultura española. La consejera de Andalucía (PSOE) defendió la importancia de los asuntos tratados, más allá de la crisis del pepino y la Ley de Muerte Digna.

Por su parte, la secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, reprochó a Mariano Rajoy 'que se dedique a hacerse fotos comiendo pepinos en lugar de trabajar y asistir al Consejo [...] para ejercer sus responsabilidades y defender a productores y consumidores'.