Público
Público

El PP asedia a De la Vega, Chaves, Moratinos y Rubalcaba

Cospedal asegura que el Gobierno está "en descomposición, acorralado, paralizado y nervioso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se ha puesto como objetivos a derribar a varios ministros, como los vicepresidentes María Teresa Fernández de la Vega y Manuel Chaves, o Alfredo Pérez Rubalcaba. La secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, ha exigido que los dos vicepresidentes deben dar explicaciones en el Congreso.

En el caso de la vicepresidenta primera, Cospedal ha señalado que pedirán su comparecencia en la Cámara Baja para que explique los 'varapalos judiciales' conocidos en los últimos días y que han dejado en 'entredicho su actuación' sobre su empadronamiento en la localidad valenciana de Beneixida.

El vicepresidente tercero deberá también, a juicio de Cospedal, dar explicaciones tras la información que publicó este fin de semana El Mundo, según la cual Chaves mintió al Parlamento al asegurar que su hija no realizó ninguna gestión en la concesión de subvenciones de la Junta de Andalucía a la empresa Matsa.

El PP preguntará a Chaves si 'siempre ha dicho la verdad en el Congreso'

El PP, ha adelantado Cospedal, preguntará a Chaves este miércoles en la sesión de control en el Congreso si desde que es vicepresidente 'siempre ha dicho la verdad en sede parlamentaria' y si se demuestra que mintió 'tendrá que dimitir inmediatamente'.

Ha anunciado que su partido aportará los nuevos datos publicados al procedimiento judicial abierto y pedirá al juez que solicite al fiscal que pidió el archivo de las actuaciones que se vuelva a pronunciar.

Otro ejemplo del comportamiento 'nervioso' o 'acorralado' del Gobierno es, a juicio de la número dos del PP, la actuación la semana pasada del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con un diputado del PP en los pasillos del Congreso tras un debate en la Cámara sobre el sistema Sitel.

Más allá del encontronazo entre ambos, Cospedal ha señalado que su partido se 'congratula de que el Gobierno haya reconocido por fin que la regulación del Sitel es insuficiente', aunque ha mostrado su disconformidad con que haya que esperar un año a que se modifique la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Ha asegurado que el PP no pedirá la nulidad del caso Gürtel aunque se demuestre que las grabaciones del presidente valenciano, Francisco Camps, se realizaron de manera ilegal con el Sitel, y ha insistido en que el deseo de su partido es que este sistema se regule por ley orgánica.

Sobre los problemas internos del PP, Cospedal ha informado de que este lunes enviará a todos los representantes de los grupos en el Congreso el documento aprobado por su partido este fin de semana para la lucha contra la corrupción y por la transparencia en la gestión de los asuntos públicos.

Ha señalado que solicitará una reunión con todos para hacer realidad el 'gran pacto nacional contra la corrupción' que ha propuesto Rajoy.

Preguntada sobre las consecuencias prácticas del pacto y si a día de hoy el presidente Camps podría aceptar trajes como regalo, ha dicho que la 'más inmediata' es que todos los grupos se pudieran reunir en torno a una mesa para evitar comportamientos corruptos.