Público
Público

El PP asturiano rechaza la candidatura de Álvarez-Cascos

El partido lamenta el "tono despreciativo" del entorno del ex ministro "hacia quienes han apoyado su posible vuelta a la política". Creen que el debate sobre su regreso divide a la formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las juntas locales del PP de Oviedo, Gijón, Avilés y Mieres, de acuerdo con la dirección del PP de Asturias, liderado por Ovidio Sánchez, y las Nuevas Generaciones han decidido poner fin a lo que en un comunicado califican como 'culebrón' de la candidatura de Francisco Álvarez-Cascos. De forma radical. 'Hemos tomado la decisión de rechazar una hipotética candidatura de Cascos a la Presidencia del Gobierno regional', expresan, para más tarde concluir que sólo ha servido para intentar 'dividir' al partido.

La decisión se hizo pública ayer, justo dos meses después de que se conociera que Ovidio Sánchez había remitido una carta al presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, en la que proponía al ex ministro de Aznar como candidato de los conservadores por Asturias para 2011.

En el PP aseguran que no hay decisión oficial sobre el ex ministro

El ofrecimiento había estado rodeado de toda la pompa del aparato del partido. El secretario general del PP de Asturias, Fernando Goñi, hablaba del gesto de su jefe de filas como 'un primer paso' para que la formación ganase las elecciones en el Principado 'con el mejor candidato'. Pero la magia parece haberse evaporado. El sector rival a Cascos se acaba de apuntar un tanto.

¿Qué ha ocurrido en esta comunidad para que Cascos haya dejado de ser el 'mejor candidato'? El comunicado emitido ayer, 'lleno de resentimiento', según definieron en el entorno del ex ministro, intentaba explicarlo. Lo primero que ha molestado a los responsables de las mencionadas juntas locales, que representan al 75% de la militancia del PP asturiano, ha sido que Cascos 'no se ha pronunciado' sobre su 'hipotética candidatura'.

El comunicado, con el membrete del PP de Asturias, y que cuenta con el visto bueno de Sánchez, se lamenta de que al ex titular de Fomento sólo se le haya escuchado expresarse a través de 'fuentes' y 'en tono despreciativo hacia quienes han celebrado su posible vuelta a la política'. 'Cuando se le ha pedido, entonces dijeron que había que ir a buscarle a casa', despreciando a quienes le dieron su apoyo', puede leerse en el mencionado documento.

El comunicado echa en cara a Cascos que su actitud promueve la intriga

Pero lo que más ha escocido a las mencionadas juntas locales es que 'un grupo de amigos personales de Cascos, que en el PP apenas se representan a sí mismos, se han envalentonado y han iniciado una dinámica de autohomenajes' que hace que se recuerde 'la ruptura del PP de Asturias hace 12 años'.

En este sentido, el 10 de julio, 24 ex concejales de AP y PP en el Ayuntamiento de Gijón dirigieron una carta a Rajoy en la que pedían que fuese Cascos quien encabezase la lista del partido en Asturias para la cita electoral de mayo de 2011. Además de una campaña de recogida de firmas.

'Ese grupo de amigos de Cascos que han perdido todos los congresos locales están anunciando con todo descaro la futura liquidación de quienes legítima y democráticamente los ganaron', completa un comunicado en el que se atribuye parte de responsabilidad a Cascos de la situación creada.

'Paco sólo estaba esperando una llamada de Rajoy', dicen en su entorno

'Su medida actitud ampara y promueve esa intriga. Mal comienzo es este para una candidatura supuestamente ganadora, y de eso habría mucho que hablar en las próximas elecciones autonómicas', reza el texto.

La noticia cayó como un jaro de agua fría en el sector afín a uno de los hombres fuertes de la era de Aznar. En declaraciones a Europa Press, aseguraron que la nota rechazando la candidatura de Álvarez-Cascos está elaborada 'desde la clandestinidad, sin que se sepa quiénes son los dirigentes que la promueven y sin el respaldo de los dirigentes del partido convocados como corresponde en democracia'. Además, aseguraban que existe un determinado sector del partido encargado de buscar 'excusas' para que Cascos no sea candidato. 'Paco sólo estaba esperando una llamada de Rajoy', explicaron.

Horas después, el partido reaccionaba asegurando que la carta había sido firmada por Gabino de Lorenzo, presidente del PP de Oviedo; Joaquín Aréstegui, presidente del PP de Avilés; Carlos Galcerá, presidente de las gestora de Mieres; Fernando Goñi, secretario de organización del PP de Asturias y Pablo Álvarez-Pire, presidente de Nuevas Generaciones del PP de Asturias. 'No cuenta con la firma de Ovidio Sánchez porque no estuvo en la reunión, pero lo suscribe totalmente', aseguraban.

Algunas fuentes apuntan al alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, como 'cerebro' de esta operación para que Cascos no regrese a la política. Otras, recuerdan que el ex ministro nunca ha sido visto con buenos ojos por la número dos del PP. En su día, el ex ministro criticó que María Dolores de Cospedal fuera a compaginar su labor como presidenta de los conservadores de Castilla-La Mancha con la de secretaria general.

Con este panorama como telón de fondo, regresan a las quinielas los nombres de Aréstegui, Pilar Fernández Pardo, presidenta del PP de Gijón o María Teresa Mallada, líder del PP de Aller, entre otros. El PSOE acaba de anunciar a Javier Fernández como su candidato en sustitución de Vicente Álvarez Areces.

Los conservadores están aplazando al máximo la designación de sus candidaturas pendientes. La consigna de Rajoy es que se hará 'cuando toque'. De hecho, hace una semana ante la junta directiva nacional, el presidente del PP recalcó que 'no hay ninguna fecha' para la proclamación de candidatos'. Una línea similar a la exhibida ayer por Ana Mato, vicesecretaria de organización, y Javier Arenas, vicesecretario de política autonómica y local. La primera, rechazaba pronunciarse al respecto al considerar que el comunicado no era 'oficial'. Arenas, por su parte, insistió en que la dirección nacional del partido está a la espera de que de que 'los órganos del PP de Asturias formalmente definan su posición', informa Juanma Romero.

Ni la carta remitida por Sánchez a Rajoy ni el comunicado de ayer fueron sometidos a votación por en comité de dirección de los conservadores asturianos. A esto se agarra Génova. Es posible que el 'culebrón' Cascos no haya acabado todavía.