Público
Público

El PP asume que la izquierda abertzale entrará con fuerza en el Congreso

Doble discurso de los conservadores ante la posibilidad de gestionar el final de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el Partido Popular están preocupados. En sus reuniones internas manejan la posibilidad de obtener mayoría absoluta, creen probable que el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, se vea obligado a dimitir la misma noche electoral y ya asumen que Bildu meterá la cabeza en el Congreso.

Son varios los dirigentes conservadores que consideran que el PNV puede perder varios escaños por culpa de la coaliciónabertzale. Algunos incluso piensan que podría dejar de tener grupo parlamentario propio. Algo que parece difícil que ocurra si se tiene en cuenta que, desde la recuperación de la democracia, el PNV nunca ha bajado de cinco escaños. Ha llegado a tener hasta ocho. En la actualidad cuenta con seis, uno menos que en 2004.

'Será un retroceso en la democracia', afirma Sáenz de Santamaría

'Para el PP ver a Bildu ocupando escaños en el Congreso será un retroceso de muchos años en la democracia. Quizá uno de los golpes más duros que ha podido tener el entorno etarra ha sido el de no darles voz mientras sigan teniendo armas. Y como partido político a lo que nos dedicaremos será a trabajar precisamente para que salgan de esas instituciones', aseguró ayer la portavoz en la Cámara baja, Soraya Sáenz de Santamaría en rueda de prensa.

Hay cargos a los que les molestará mucho tener que sentarse con ellos y compartir plenos. Además, asumen que habrá peticiones incómodas como, por ejemplo, que pidan ir a visitar la cárcel de Nanclares de Oca, donde hay una treintena de presos que han dejado la banda y se han acogido a la reinserción. 'Y no se lo podremos negar', lamentan.

En el PP, sin embargo, algunos saben que si gobiernan, además de la herencia económica, tendrán que lidiar también con el fin de ETA. 'Hablaremos con la banda como han hecho todos los gobiernos y como han criticado todas las oposiciones', reconoce un alto cargo conservador.

'Sería injusto no reconocer los pasos dados por Bildu', sostiene Maroto

Los conservadores de Euskadi son conscientes de ello. El alcalde de Vitoria, JavierMaroto, realizó ayer un análisis inédito en su partido sobre el escenario abierto para el final de la violencia: 'Sería injusto no reconocer los pasos dados por Bildu, la izquierda abertzale y el colectivo de presos (). No se puede negar la nueva puesta en escena, el nuevo lenguaje y la nueva situación política que se estágenerando'.

Maroto, que llegó al consistorio de la capital alavesa el pasado 22 de mayo y es uno de los jóvenes valores del PP vasco, sorprendió a todos con estas palabras al inicio del pleno del debate de la ciudad. En otras intervenciones, había reconocido ya el trabajo de algunos representantes de Bildu para acabar con la violencia, pero en su discurso de ayer dio un paso más, al referirse también al conjunto de la izquierda abertzale y al propio colectivo de presos de ETA tras su adhesión al Acuerdo de Gernika, el pasado domingo.

Dicho esto, mantuvo el nivel de exigencia sobre Bildu, a la que exhortó a manifestar una 'condena expresa de todos los asesinatos de ETA' para lograr la paz. 'Falta que lo digan valientemente en público y finalicen el proceso que se ha iniciado', animó a los seis concejales de Bildu para, acto seguido, añadir: 'Sería una extraordinaria noticia'.

En el partido de Rajoy admiten que siempre han manejado un doble discurso. Y el líder del PP cuida mucho sus palabras. El martes pasado le preguntaron si pensaba ilegalizar Bildu y dijo que estaría pendiente del comportamiento de sus integrantes por si tenía que acudir a la ley. Hay quien piensa que Alfonso Alonso podría ser un buen candidato a portavoz del Congreso en la próxima legislatura precisamente para hacerse cargo de este tema. En la derecha recuerdan que han hecho lo imposible por evitar que Bildu sea más fuerte aliándose con UPN y valoran qué pasos pueden dar en el País Vasco.