Público
Público

El PP capitaliza el desgaste del tijeretazo

Los conservadores incrementan en junio su ventaja sobre el PSOE hasta 8,6 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE encara su sus compromisos políticos más complicados de las próximas semanas convalidación parlamentaria de la reforma laboral y el debate sobre el estado de la nación en sus circunstancias más difíciles desde el comienzo de la legislatura, con sus expectativas de voto muy menguadas y su valoración severamente afectada. El PSOE mantiene una tendencia a la baja irrefrenable desde hace un año y el PP logra abrir una fisura que saca al partido de Mariano Rajoy del estancamiento en el que se encontraba.

La distancia entre las dos principales formaciones se ha agrandado en el último mes. Si hoy se celebrasen elecciones generales, el Partido Popular obtendría el 41,7% de los votos y el Partido Socialista, el 33,1%.

IU se consolida en tercer lugar con su mejor estimación de voto de la legislatura

Este resultado abre entre ambos partidos una brecha de 8,6 puntos. Esta diferencia es 2,3 puntos mayor que la que ya daba una abultada ventaja al PP sobre el PSOE el pasado mayo.

Esta es la principal conclusión del último Publiscopio, elaborado entre el 17 de mayo y el 9 de junio, periodo en el que el Gobierno se ha visto obligado a gestionar su decisión más impopular: la puesta en marcha del decreto de medidas de ajuste de sueldos públicos y pensiones para luchar contra el déficit, anunciado por Zapatero el pasado 12 de mayo, aprobado por el Ejecutivo ocho días después y convalidado por el Congreso por la mínima con un solo voto de diferencia una semana más tarde, el 27 de mayo.

Este paisaje político ha ensanchado la ventaja que ya disfrutaba el principal partido de la oposición sobre el PSOE y le ha permitido capitalizar el desgaste del Ejecutivo, ya que el PP logra superar en junio su registro, estancado desde el pasado enero y crecer 1,3 puntos porcentuales.

A lo largo del último año, el PSOE se ha dejado en el camino de la crisis 7,2 puntos en expectativa de voto. En junio de 2009, la distancia entre el partido del Gobierno y la principal fuerza de la oposición era de un punto y medio. Doce meses después, esa ventaja se ha disparado hasta rebasar por una décima los siete puntos.

De la misma forma que el horizonte electoral del PSOE ahonda su deterioro, Izquierda Unida consolida la progresiva mejoría que refleja el Publiscopio desde abril de 2009 y se reafirma como tercera fuerza política, al crecer hasta el 7,5%, un punto porcentual más que en mayo.

Zapatero vuelve a quedar relegado al quinto lugar en valoración

Sus resultados mejoran en todas las variables analizadas. IU es la única formación que mejora significativamente en la simpatía declarada por los electores 2,1 puntos más que en mayo y la única también cuyo rechazo baja en el mismo periodo de tiempo.

Las expectativas del partido de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, retroceden nueve décimas respecto al mes pasado, al cosechar un 5,5%, abriendo una distancia significativa con IU, aunque se mantiene como el cuarto partido más votado.

UPyD supera por dos puntos a Convergència i Unió, cuyas expectativas se han incrementado poco a poco desde octubre de 2009 mes en el que podrían celebrarse las próximas elecciones catalanas. La federación que lidera Artur Mas crece tres décimas, y cosecha un 3,5% de los votos.

Esquerra Republicana de Catalunya desciende dos décimas desde mayo, mientras que el PNV y el Bloque Nacionalista Galego mejoran sus resultados por una décima, manteniendo sus expectativas sin apenas variaciones desde enero.


Si junio depara al PSOE su peor panorama electoral de la legislatura, los ciudadanos pasan también factura al presidente del Gobierno al concederle su valoración más baja desde 2008. Un paulatino descenso en aprecio coloca a Zapatero con una calificación media de 3,4 en una escala de 0 a 10, dos décimas menos que en mayo y un punto menos que hace un año.

El jefe del Ejecutivo es el quinto dirigente político en el podio de la valoración ciudadana. Le superan Rosa Díez, que encabeza la lista con un 4,5 de nota media; Artur Mas (4,2), Mariano Rajoy (3,9) y Cayo Lara (3,7). Todos retroceden una décima respecto a mayo.

El partido de Rajoy rompe su estancamiento de los últimos meses

Es la tercera vez consecutiva que el Publiscopio registra una mejor valoración de Rajoy que de Zapatero. Paradójicamente, las comunidades gobernadas por el PP conceden al presidente del Gobierno una valoración más alta (3,5) que las regidas por el Partido Socialista (3,4)

Catalunya es el territorio que mejor valora al jefe del Ejecutivo, con un 3,4 de calificación media. Los ciudadanos catalanes son también los que más castigan al líder del PP al valorarlo con un 3,1. Andalucía es la comunidad que otorga a Rajoy una nota más alta (4,1).

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, consigue su mejor calificación en la Comunitat Valenciana (4,3) y la más baja en Madrid (3,3), territorio en el que obtiene su mejor nota la responsable de UPyD, Rosa Díez. Todos los líderes políticos analizados descienden en valoración ciudadana respecto al pasado mayo, salvo el presidente de ERC, Joan Puigcercós, que mantiene la misma nota.



Menos apreciado
Los votantes del PSOE conceden al jefe del Ejecutivo una nota media de 4,9 -en una escala de 0 a 10- en junio. Esta valoración es dos décimas más baja a la que los propios simpatizantes socialistas concedieron a Rodríguez Zapatero el pasado mayo (5,1). De forma paralela, el presidente del PP, Mariano Rajoy, mantiene el aprecio de sus electores, que le conceden un 6,2. Los simpatizantes conservadores valoran a Rodríguez Zapatero peor (1,6) que los socialistas a Rajoy (2,9).

Los jóvenes, con Zapatero
El primer partido de la oposición es, con diferencia, la fuerza política que mejor resultado obtiene en el tramo de edad más alto (60 años y más). Un 33% de este segmento se inclina por el PP. Por el contrario, el Partido Socialista es el más apreciado por el tramo de edad más joven (entre 18 y 29 años). Este es el único grupo en el que gana el PSOE al PP y también el que declara más intención de voto hacia Izquierda Unida.

La conquista de Andalucía
La batalla electoral andaluza promete ser encarnizada. La intención declarada de voto -opinión que expresan los encuestados sin tratamiento posterior- confirma la tendencia a la baja del PSOE en este territorio y la mejora de expectativas del PP. Los socialistas se sitúan en un 19% (un punto porcentual menos que en mayo y siete menos que en enero), mientras que los conservadores se ubican muy por encima, a diez puntos, con un 29%.