Público
Público

El PP defiende los privilegios del expresident

Pons apoya que la Generalitat le pague una secretaria y un chófer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal aplicará la ley en otoño y declarará a Francisco Camps culpable o inocente de un delito de cohecho impropio. Mientras, el ex president se aferra a otra aplicación de la ley para conservar chófer y secretaria. Por eso, la dirección nacional del PP no tiene nada que reprochar al 'presunto inocente', según le llamó ayer el vicesecretario de Comunicación de los conservadores, Esteban González Pons.

'No es más que una previsión que está en la ley y él no está haciendo nada más que pedir algo que la ley le da derecho a tener', dijo González Pons, en referencia a la ley del estatuto de los expresidentes de la Generalitat valenciana. Para reforzar su apoyo a la decisión de Camps, el portavoz del PP recordó que el ex president aún no ha sido condenado. 'Y yo creo que no lo va a ser', apostilló.

La comparecencia de González Pons se produjo al término de la primera reunión del comité de campaña tras el anuncio del adelanto electoral del viernes. Ese comité, dijo, está preparando una campaña 'limpia', 'moderada' y 'sin insultos'. Para, a continuación, resumir en tres términos el estilo electoral del PSOE y de su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba: 'trampas', 'sobresaltos' y 'espías'. Cuando se le preguntó a qué se refería exactamente con estos sustantivos, contestó que los había utilizado como 'una metáfora'.

'En estas elecciones sólo hay un tema: los cinco millones de parados', había comenzado diciendo González Pons. Entonces, ¿dejará a un lado el PP el proceso judicial por el caso Faisán? No lo parece. 'Rubalcaba debe dar explicaciones y asumir responsabilidades políticas, eso es un hecho', dijo el portavoz de los conservadores, aunque eso no significa que no se le vaya a tratar 'con respeto'. 'Es el candidato del PSOE, está en los carteles', añadió.

Otra cosa es que Rubalcaba sea el líder del PSOE. Preguntado por la afirmación del candidato socialista, González Pons dijo que 'cuando lo dice es porque no se lo cree'. Todo responde, según él, a un tic autoritario de Rubalcaba, como cuando fue elegido candidato sin la convocatoria de primarias. Y ahora llega esta afirmación, que se produce cuando el PSOE aún tiene un secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, que 'todavía está lleno de vida'.

También opinó González Pons sobre la negativa del presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, a hacer coincidir las elecciones generales con las autonómicas. Griñán ha dicho que no a Zapatero, según Pons, porque cree que Rubalcaba 'va a perder'. La postura del PP siempre ha sido, dijo, que tengan lugar por separado, decántandose así por lo expresado por el líder del partido en Andalucía, Javier Arenas, en contra de la portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, partidaria de que se celebraran también el 20 de noviembre.