Público
Público

El PP defiende que prohibir la lidia "vulnera libertades"

Recurre el veto catalán a los toros por infringir 12 artículos de la Constitución, como el derecho a la educación, la libertad de creación artística y la unidad del orden económico nacional 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP considera que la prohibición de los toros aprobada por el Parlament de Catalunya vulnera la libertad de los españoles e infringe hasta 12 preceptos de la Constitución Española. Y no se trata de la declaración de un portavoz o una opinión expresada en un debate: son los razonamientos jurídicos que los conservadores han presentado ante el Tribunal Constitucional (TC) para que revoque la decisión del legislativo catalán.

'Vulnera derechos y libertades de los ciudadanos', aseguró el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, en referencia a la Ley de Protección Animal aprobada en Catalunya, que a su entender no es competente para declarar ilegales las corridas de toros en su territorio. Además de romper 'la unidad del orden económico nacional', a juicio del PP esta norma infringe una docena de artículos de la Carta Magna como el derecho a la educación , el derecho a la libre empresa, el derecho a la circulación de mercancías, el derecho a la libertad de creación artística.

PP: 'Los toros son un elemento aglutinador de la cultura nacional'

García-Escudero se mostró convencido de que su recurso 'saldrá adelante' porque está 'bien fundamentado'. Entre esos fundamentos, el PP defiende en 38 páginas que la lidia es un 'elemento aglutinador e identificativo de la cultura nacional' que viene de antiguo. 'Baste recordar', dice el escrito, 'que el toro bravo desempeñaba ya un papel importante en los holocaustos religiosos que celebraban los íberos'.

'El recurso presentado hoy está fundamentado sobre bases estrictamente de derecho', defendió García-Escudero, quien aseguró que no 'se puede pasar por alto que la fiesta de los toros es un fenómeno nacional, cultural, histórico, social, económico e industrial'. El senador se había comprometido a dar este paso la semana pasada, cuando recibió en la Cámara Alta a una representación del mundo del toro, entre matadores y ganaderos.

García-Escudero se mostró convencido de que el recurso 'saldrá adelante'

Respaldado por las firmas de 50 de sus senadores, García-Escudero negó que tuviera que presentar un recurso similar contra la norma canaria que prohibió en 1991 el maltrato de animales en espectáculos, porque a su entender esa norma no se refiere expresamente a la tauromaquia: 'La ley canaria no habla en ningún momento de los toros'.

Un argumento que rechazan todos los grupos políticos del archipiélago canario, incluido el propio PP, que en su día votó a favor de la ilegalización de todos los espectáculos basados 'en el maltrato, sufrimiento y muerte de animales', incluidos los toros, como quedó registrado en los debates del Parlamento de Canarias.

Por otro lado, el senador conservador restó valor a la decisión tomada por el Gobierno de trasladar las competencias taurinas del Ministerio del Interior al de Cultura : 'Lo que tiene que hacer es declarar la fiesta Bien de Interés Cultural', zanjó.

Los partidos catalanes reaccionaron ayer de forma muy crítica con el PP, llegándole a acusar de 'antidemocrático', como lo calificó la portavoz de ICV, Laia Ortiz, por no ser 'capaces de asumir y aceptar los deseos de los catalanes'. 'Siempre tienen que ir a ganar en los tribunales aquello que pierden en los parlamentos', protestó el presidente de CiU, Artur Mas. Incluso el líder de Ciutadans, Albert Rivera, contrario a la prohibición, consideró que las intenciones del PP responden más a un 'debate político que jurídico', cuando falta un mes para las elecciones catalanas.