Público
Público

El PP elogia la persecución de Sortu pero carga contra Rubalcaba

"No hay negociación con ETA", dice Trillo frente a las tesis de Mayor Oreja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, calificó ayer de 'muy buena noticia' los informes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en los que se afirma que Sortu es una estrategia diseñada por ETA para presentarse a las elecciones del próximo 22 de mayo. Para el jefe de la oposición sería 'un paso atrás' en toda regla.

El líder de los conservadores aprovechó el desayuno informativo de Fórum Europa, en el que intervenía el diputado Federico Trillo, para hacer hincapié en que si la izquierda abertzale radical vuelve a las instituciones se tirará 'por la borda' todo el trabajo que se ha venido realizando en estos años. Tras mostrar su satisfacción, Rajoy dio paso al responsable de Justicia de su partido. Trillo, que es precisamente el interlocutor del PP con el Ejecutivo socialista en materia antiterrorista, aseguró que la comunicación es 'fluida'. Él habla habitualmente con el vicepresidente primero y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

'Interior dijo que era evidente que era continuadora de Batasuna y ahora lo apoyan los informes', dijo dando muestras de lo mucho que eso tranquiliza a las filasconservadoras.

El diputado valenciano afirmó rotundamente que no tiene 'ningún fundamento para sostener que el Gobierno está negociando con ETA'. Sus palabras chirriaron con el discurso de su compañero de partido, Jaime Mayor Oreja, quien siempre ha defendido la tesis contraria.

Hace unos días el portavoz del PP en Bruselas aseguró que 'ETA necesita a Zapatero y el presidente del Gobierno a la organización terrorista'. La dirección nacional no quiso suscribir sus declaraciones. Ayer, Trillo quiso enterrar de una vez por todas cualquier sospecha: 'Yo no tengo ninguna información de que se esté produciendo. No hay negociación'. Trillo también recordó que si la organización piensa en un 'plan B o C' ya hay resortes legales de sobra para impedir 'que se cuelen'. 'Todo, absolutamente todo, está previsto en la última reforma de la Ley de Partidos', mantuvo.

Cuando le preguntaron si se fiaba de Rubalcaba, Trillo contestó que se atenía a los hechos. 'Tengo que fiarme de las cosas que se dicen y se hacen', explicó.

Tanta muestra de buena sintonía tenía que acabar. Y el caso Faisán puso el punto final. Para Trillo, el ministro de Interior es quien tiene 'la llave' sobre este 'chivatazo policial escandaloso'. Y, por eso le exigió que dé 'explicaciones de una vez' en sede parlamentaria.

El Partido Popular, que está personado en la causa, no descarta pedir 'nuevas imputaciones' y tiene pensado hacer de este tema bandera para contrarrestar el caso Gürtel y deteriorar la imagen del Gobierno. Sobre todo la del candidato mejor valorado por las encuestas para suceder a José Luis Rodríguez Zapatero. 'Está en sus manos', dijo cuando alguien quiso saber si este asunto se podría convertir en la tumba política de Rubalcaba.

También se le inquirió por las palabras del vicepresidente tercero del Consell, Juan Cotino, que un día antes había expresado sus sospechas de que el Gobierno 'entregó a ETA dinero de los fondos reservados durante la tregua de 2006' en el bar Faisán. Trillo reconoció que era una afirmación 'fuerte' y que 'no tenía datos'. Y quiso destacar que Cotino fue director general de la Policía y que, por tanto, tendría pruebas en las que apoyarse para poder demostrarlo. Sin embargo, Cotino terminó ayer por reconocer que se trataba de una 'hipótesis'. A pesar de todo insistió en que en este tema había que focalizarse en 'quiénes son los que estaban aportando el dinero y de dónde salía'.