Público
Público

El PP encuentra un nuevo lema en "la caja única se rompe"

PSOE y PNV lo acusan de mentir. Zarrías anuncia que más comunidades tendrán bonificaciones empresariales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP movilizó todas sus terminales para agitar su última bandera crítica, izada ayer a cuenta del acuerdo entre el PSOE y el PNV para transferir competencias de empleo al País Vasco y cimentar un pacto que sostenga los próximos Presupuestos de 2011.

En un oportuno revival del España se rompe acuñado en la pasada legislatura, un coro de dirigentes del PP denunció la ruptura de la caja única el presupuesto de la Seguridad Social, a raíz del pacto alcanzado entre socialistas y nacionalistas, que rechazaron tajantemente esta acusación.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se dijo 'satisfecho' por el pacto, según improvisó en los pasillos del Congreso. El otro motor del acuerdo, el PNV, negó ser 'el salvavidas de Zapatero o la escalera de Rajoy' para llegar al poder, como señaló en Bilbao su presidente, Iñigo Urkullu. Los nacionalistas vascos hicieron pedagogía para sacudirse la acusación de romper la Seguridad Social con sus reivindicaciones.

Durante el debate de la Ley de Economía Sostenible, el diputado del PNV Pedro Azpiazu pidió al responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, 'que no mienta'. 'Sabe que no hay ninguna ruptura de la caja única en el acuerdo replicó. Da la sensación de que el PP ha empezado a girar desde un furibundo anticatalanismo hacia un furibundo antivasquismo'.

El PP, 'o no sabe de lo que está hablando, o está mintiendo descaradamente', se sumó el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso. Minutos antes, su antítesis conservadora, Soraya Sáenz de Santamaría, insistía en que el acuerdo 'rompe la caja de las pensiones y la igualdad entre los españoles'.

La portavoz del Grupo Popular siguió el camino trazado por Montoro: 'Será diferente la contratación de un joven, según resida en Barakaldo o en Burgos a partir de ese acuerdo político', criticó.

Todo el poder territorial del PP se coordinó en su función de altavoz abrazando esta idea. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, acusó al Ejecutivo de 'falta de responsabilidad' al considerar que está 'dispuesto a romper el principio de solidaridad interterritorial'.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, calificó de 'malo' el acuerdo y dijo 'tener serias dudas' sobre su constitucionalidad. ' Es una irresponsabilidad gravísima', criticó el número dos de Esperanza Aguirre en el Gobierno de Madrid, Ignacio González. 'Abunda y profundiza en la desigualdad', denunció el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Desde Catalunya, el presidente y candidato de CiU, Artur Mas, defendió el 'sentido de Estado' del PNV al permitir que los Presupuestos salgan adelante 'gracias a los nacionalistas' y no a los grandes partidos estatales: PP y PSOE.

En paralelo, el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, anunció que el acuerdo abre un camino por el que podrán circular otros territorios, que también podrán solicitar la gestión de las bonificaciones empresariales a nivel autonómico.

Zarrías explicó que este camino se abre para aquellas comunidades que lo deseen y tengan 'plenos títulos competenciales', como son aquellas con estatuto renovado: Catalunya, Andalucía, Balears, el País Valencià, Aragón y Castilla y León, así como todas las que vayan modificando su estatuto. 'No hay ningún tipo de favoritismo', señaló el número dos del vicepresidente tercero, Manuel Chaves.