Público
Público

El PP españoliza al andalucista Blas Infante

Arenas encabeza en el Parlamento un homenaje de su partido en solitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP hace suya la pasión andaluza, española y universal de Blas Infante'. Con esta declaración de intenciones, Javier Arenas, presidente del PP andaluz, resumió ayer su homenaje particular al padre de la patria andaluza en el 74 aniversario de su fusilamiento. Lo hizo en el Parlamento, lejos del kilómetro cuatro de la carretera que unía Carmona con Sevilla, donde Infante fue asesinado por falangistas. 'Andalucía no se entiende sin España y España sin Andalucía', explicó Arenas, que olvidó mencionar el carácter federalista y de izquierdas de Blas Infante.

'Sólo hay que leer la sentencia del Constitucional sobre el Estatut para ver cuál es el pensamiento opuesto al de Blas Infante', explicó a Público Javier Aroca, comisario para el año del 125 aniversario del nacimiento de Blas Infante. 'Es muy fácil dar el do de pecho, pero a ver quién lleva su ideología a la práctica', añadió. Primero, ante el busto del autor de El ideal andaluz, toda la plana mayor del PP se arrancó a capela con el himno. Incluida la diputada y alcaldesa de Fuengirola (Málaga), Esperanza Oña, que meses antes había rechazado una moción para que el estadio de fútbol, que lleva el nombre del falangista José Antonio Elola, pasara a llamarse Blas Infante, a quien ya su compañero de filas Alejo Vidal-Quadras había calificado como 'cretino' y 'subnormal profundo' en una tertulia radiofónica.

El PA lamenta que el PP no recrimine a sus dirigentes que lo han insultado

'Yo no soy quién para decir quién es bueno y quién es malo, tampoco sé si el señor Elola era mejor o peor que Blas Infante', argumentó Oña entonces y continuó defendiendo después, tras un aluvión de críticas. Ayer, Arenas tampoco hizo mención a ese detalle, ni al resto de perlas pronunciadas por otros dirigentes de su partido contra Andalucía. Como las famosas 'pitas, pitas, pitas' de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en contra del subsidio agrario (antiguo PER), o el 'cachondeo' que suponía para Rajoy aquello de la 'realidad nacional' incluida en el Estatuto andaluz.

'El mejor homenaje que se podía haber brindado hoy a Blas Infante hubiera sido el de reprobar a los dirigentes de su partido que lo han insultado', denunció la secretaria general del Partido Andalucista, Pilar González.

Arenas no escatimó, sin embargo, en críticas al Gobierno: 'Zapatero vive obsesionado con el nacionalismo vasco y el catalán (...) cuando tiene que centrarse en Andalucía, una tierra que cuenta con más de un millón de desempleados (...) No puedo aceptar como andaluz que seamos menos que nadie', sentenció. Y como buen andaluz y mejor español entre las primeras iniciativas que su partido propondrá en septiembre estará 'la defensa de la fiesta de los toros'.

'Deberían venir donde los fascistas lo mataron', dice Izquierda Unida

A la misma hora, pero en el punto kilométrico donde fue asesinado Infante y con un calor insoportable, se concentró IU, fiel a su cita anual. '[El PP] debería venir aquí, donde los fascistas hicieron derramar la sangre para quitarse esa derecha histórica que llevan a sus espaldas', afirmó el coordinador de IU, Diego Valderas, acompañado de alcaldes, parlamentarios de la coalición de izquierdas y sindicalistas del Sindicato Andaluz de Trabajadores.

El PSOE, este año, después de que el Parlamento traspasara el tradicional homenaje de agosto al 5 de julio, nacimiento de Infante, excusó su presencia a través de su la presidenta, Rosa Torres: 'Los socialistas cumplimos todos los días con Blas Infante'.