Publicado:  21.07.2010 00:05 | Actualizado:  21.07.2010 00:05

El PP espolea a los ex presos cubanos contra el Gobierno

El diputado conservador Teófilo de Luis y "otra gente del Partido Popular", según dos de los disidentes, han intentado persuadir a los liberados para que se quejen del trato que reciben

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Han pasado ya ocho días desde que aterrizara en España el primer grupo de disidentes políticos liberados por el Gobierno cubano y la polémica con el Ministerio de Exteriores español, lejos de disminuir, está más viva que nunca. Y el Partido Popular tiene mucho que ver. El diputado Teófilo de Luis (PP), nacido en La Habana y muy vinculado con la disidencia cubana de línea dura en España, no ha escatimado encuentros con los ex reclusos para tratar de persuadirles de la necesidad de "no dejarse manipular por el Gobierno".

De Luis aprovechó actos públicos de los disidentes, como la conferencia de prensa que ofrecieron el jueves pasado en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, para conversar con ellos e inducirlos a rechazar ser trasladados a diferentes ciudades españolas porque, según él, esto es una maniobra del Gobierno para mermar sus opciones como opositores al gobierno castrista. "No quiero decir que haya habido manipulación, pero sí ha habido influencias", confirmó ayer el ex preso político Omar Ruiz poco después de llegar a Málaga, donde ha sido acogido junto a su familia en un centro de Cruz Roja.

"Ha habido influencias" sobre los liberados, admite Omar Ruiz

Ruiz declaró que "varias personas del PP" les habían dicho en los últimos días que no dudaran en negarse a irse de Madrid si ese era su deseo y que podían estar en un lugar "mucho mejor" que en el que se encontraban alojados. El establecimiento en cuestión, según informa Cruz Roja, es un "recurso habitual" de primera acogida en este tipo de situaciones.

El disidente Rigoberto Carceller, miembro del Movimiento Cristiano de Liberación y exiliado en España desde 1995, declaró sentirse "disgustado con ciertas actitudes" de personas que "nunca se habían interesado por los deportados y que, de la noche a la mañana, se sitúan en primera fila". Carceller, viejo conocedor del exilio cubano, no quiso dar nombres pero sí afirmó haber visto en el hostal Welcome de Vallecas cómo un ex preso cubano ofendía a un funcionario del Gobierno llamándole "mentiroso". "Eso solo responde a un montaje", sentenció.

Pacheco sugiere que "el que se sienta traicionado, lo diga en su nombre"

A última hora de la tarde del lunes, los ex reclusos Pablo Pacheco y Omar Ruiz se desmarcaron del comunicado que, horas antes, habían realizado algunos de sus compañeros en una improvisada rueda de prensa en las inmediaciones del hostal en el que se alojan y en el que afirmaron sentirse "engañados" por el Gobierno español.

En conversación telefónica desde Málaga, donde Pacheco reside desde ayer en una casa de acogida de Cruz Roja junto a su mujer y su hijo, el ex preso agradeció la "buena voluntad del Gobierno y del pueblo español" y afirmó que lo expresado por sus compañeros no refleja sus opiniones. "El que se sienta traicionado tiene que decirlo en su nombre", sentenció.

Este desmarque evidencia que las maniobras del PP, encaminadas a manejar los pasos en España de los reclusos liberados, han dado sus frutos y han comenzado a dividir al grupo. Pacheco, aunque afirmó no querer dar nombres concretos, también explicó que "gente del Partido Popular" había pasado estos días por el hostal y había hablado con los ex reclusos. "En un principio se nos dijo que no aceptáramos el estatus jurídico [de protección subsidiaria] que nos ofrecía el Gobierno pero, días después, nos lo aconsejaron porque con la condición de asilo, no se puede llevar a cabo una actividad política". Preguntado por la presunta estrategia de dispersión de los presos que les han trasladado miembros del PP, Pacheco declaró que no cree en la mala voluntad del que manipula, "sino en la del que se deja manipular".

Por su parte, Omar Ruiz lamentó que toda esta polémica pueda "dificultar la llegada de otros ex prisioneros políticos que todavía están en Cuba" y reiteró su agradecimiento a "los partidos mayoritarios de España" por haber trabajado en este proceso. "Al PP por haber puesto en marcha la Posición Común de la UE y al PSOE por haberla aprovechado para negociar".

Las organizaciones Cruz Roja, Accem y CEAR están siendo las encargadas de aplicar a los ex reclusos y sus familiares el habitual "protocolo específico de acogida de personas en situación de excepcionalidad". Este procedimiento, que es el que se ha seguido en otras ocasiones, emana de los convenios que existen entre estas organizaciones y los ministerios de Interior, Exteriores y Trabajo.

En cuanto a las quejas expresadas por alguno de los disidentes en relación con las condiciones del hostal de Vallecas en el que están alojados, Cruz Roja afirma que es un "recurso habitual" de primera acogida cuando se aplican este tipo de protocolos. Esta misma fuente declara que en el establecimiento, que ha firmado un convenio con Cruz Roja, se está proporcionando a los ex reclusos y a sus familias un auxilio básico "sin lujos", que consiste en hospedaje, manutención, ropa y elementos de aseo, así como asistencia psicosocial en consonancia con las necesidades específicas de cada persona.

Según Cruz Roja, la voluntad de repartir a los ex reclusos y sus familias por las sedes que las diferentes organizaciones mantienen en diversas ciudades españolas no responde, en ningún caso, a una maniobra política. "El traslado de estas personas a nuestras instalaciones va a hacerse teniendo en cuenta la disponibilidad de recursos con los que contamos". Aunque se trata de un número considerable, desde esta organización aseguran que "hay plazas para todos". Por el momento son cuatro los excarcelados que han aceptado a trasladarse junto a sus familiares a los centros que estas organizaciones tienen en las localidades de Málaga, Cullera (Valencia) y Sigüenza (Guadalajara).

Teófilo de Luis (La Habana, 1952) es secretario técnico del Partido Popular y diputado por Madrid desde 1993. Por sus orígenes, siempre ha mantenido una especial sensibilidad hacia la situación política y social de Cuba, lo que lo ha llevado a estar próximo a la disidencia cubana en España.

Algunos de los presos liberados señalan a De Luis como la persona de contacto entre el Partido Popular y el grupo que ha llegado a España de la mano del Gobierno. Uno de ellos afirmó que estaba influyendo en los más descontentos y críticos con la actuación del Ejecutivo.

En el último trimestre, ha presentado en el Congreso más de un centenar de preguntas escritas al Gobierno relacionadas con los derechos humanos en Cuba y con la situación de los presos en la isla.

Este diario intentó ayer recabar sin éxito la versión del diputado y de su partido.  

PUBLICIDAD

Comentarios