Público
Público

El PP exige al Gobierno que diga en público si ha tratado con el PNV la legalización de Batasuna

Javier Rojo tacha  de "ofensivas" las palabras de Pons y afirma que el acuerdo para los Presupuestos es "claro y transparente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a los detalles que ofreció el pasado viernes el portavoz socialista José Antonio Alonso, el PP sigue empeñado en que el Gobiernono ha hecho públicos todos los acuerdos que ha pactado con el PNV para lograr el voto a favor de este partido para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Alonso enumeró las 20 materias en las que se transferirán competencias del gobierno central al País Vasco entre 2010 y 2011. Sin embargo, Esteban González Pons ha insistido en que existen 'indicios suficientes' para pensar que en las negociaciones entre el Ejecutivo central y el PNV se ha hablado de la legalización de Batasuna, de la caja única de la Seguridad Social y de la congelación de las pensiones.

'No sabemos el contenido de esas negociaciones porque no se ha publicado, por lo que hay que exigir de una manera inmediata, alta y clara que el documento firmado por Zapatero y el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, se haga público porque los españoles tienen derecho a saber cuánto les cuesta que Zapatero sea presidente del Gobierno', ha espetado el dirigente conservador en una entrevista en Onda Madrid.

Con respecto al apoyo de Coalición Canaria a los Presupuestos, Pons asegura que Rivero se está 'equivocando' a la hora de apoyar al Gobierno y ha dudado a la hora de saber cuál es la ventaja que saca el presidente canario con su apoyo. 'Rivero se equivoca, el PNV ha podido pactar cosas por debajo de la mesa y Coalición Canaria (CC) todo lo pacta encima de la mesa y no sé qué ventaja obtiene Rivero y por eso no entiendo que se corresponsabilice' con las políticas llevadas a cabo por Zapatero, ha remarcado Pons.

Así, ha lamentado que el pacto con el PNV sea 'bueno' para el presidente del Gobierno y 'malo' para el resto de españoles, y ha tachado de 'lamentable' que no se haya tenido prisa a la hora de cambiar al actual ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, después de que este haya sido incluido en las listas del Partido Socialista Catalán (PSC) para las próximas elecciones catalanas.

'Es lamentable que en la situación en la que estamos España lleve con un ministro de Trabajo provisional de hace casi unos meses y el presidente no tenga prisas por cambiarlo. Eso demuestra que a Zapatero le importa él y bien poquito los parados españoles, por no decir que no le quitan ni un minuto de sueño', ha sentenciado Pons.

Las palabras de González Pons han tenido una dura réplica en Javier Rojo, presidente del Senado y miembro de la Ejecutiva del PSE, que ha tachado de 'ofensivo' que el PP dude de la transparencia del acuerdo con el PNV y reitere que Batasuna y ETA hayan estado presentes en las negociaciones.

'Aquel que duda de que haya algo más es porque sí que haría algo más', ha defendido Rojo en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press. Según ha sostenido, el acuerdo 'tiene que ver con la normalidad democrática' y se ha realizado con 'transparencia y claridad'.

Además, ha recordado al PP que, si 'tan mal' le parece el acuerdo con los nacionalistas vascos, podría haber 'ayudado un poco'. 'Pero si lo que pretendía es que no hubiese acuerdo para que hubiese elecciones anticipadas, el PSE estaba en contra', ha enfatizado Rojo.

El presidente de la Cámara Alta ha garantizado que el lehendakari Patxi López ha estado informado en todo momento del proceso de las negociaciones y ha defendido que el PSE ha estado representado en las negociaciones porque forma parte del PSOE. 'El PSE es el PSOE, sin fisuras y sin complejos, somos más del PSOE que las amapolas', ha insistido.

Rojo también ha rechazado las declaraciones de González Pons preguntando si la izquierda abertzale y ETA han estado presentes en las negociaciones y las ha calificado como 'ofensivas'. A su juicio, para hacer estas afirmaciones se deben 'tener pruebas' porque, en caso contrario, únicamente sirven para debilitar la unidad en la lucha antiterrorista.