Público
Público

El PP exigirá un visado por puntos a los extranjeros

Impedirá el velo en las aulas, pero lo tolerará en Ceuta y Melilla. Juan Costa cita una costumbre española: que niños y niñas comparten aulas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Conscientemente o no, el profesor Juan Costa pasó de soslayo sobre el tema nuevo del día para el PP. Explicó con ritmo cansino las 12 bases del programa que hoy aprobará el Comité Ejecutivo Nacional. Se detuvo con delectación en el contrato de integración que Mariano Rajoy presentó el miércoles. Pero en el documento entregado a la prensa figuraba la nueva oferta, límpida: “Crearemos un sistema de visados y permisos para la entrada legal en España. Los extranjeros concursarán en un sistema de puntos, que serán otorgados en función de circunstancias que favorezcan su integración”.

Los alumnos, los periodistas, no pasaron por alto el olvido. El profesor Costa, el coordinador del programa del PP, no pudo obviar el asunto, otra vez polémico. “Queremos dar un nuevo impulso” a la regulación de la inmigración, reemplazando el sistema del “cupo único” que existe ahora por los puntos, la oposición que deberán pasar los extranjeros si quieren entrar en España.

Tendrán “prioridad o preferencia”, se esforzó en aclarar Costa, “los que vengan de determinados países con los que tengamos vínculos históricos” o los que tengan probadas “capacidades” profesionales para cubrir puestos concretos. Además, habría “visados especiales” para las personas con una elevada cualificación. Las del PP, razones de peso: “Queremos priorizar a inmigrantes concretos, porque la inmigración tiene unas limitaciones”.

No a la “sumisión de la mujer”

Pero donde a Costa se le vio derrengado fue con la enésima pregunta sobre el velo islámico, tras una hora larga de rueda de prensa. El profesor no acertaba con la explicación. El PP modificará la Ley de Igualdad para prohibir el velo en las aulas. El principio es “eliminar cualquier manifestación de discriminación o sumisión de la mujer”. Entonces desaparecerá de todos los centros... ¿O no? “Parece razonable que los colegios establezcan excepciones atendiendo a la realidad social, caso de Ceuta y Melilla”. Si no se percibe “como símbolo de discriminación”, se aceptará.

Es decir, partiendo de una premisa –“ningún Gobierno o administración puede imponer el uso de esa prenda en un centro”–, caben todas las opciones, porque serán los colegios los que, en última instancia, podrán decidir qué hacen. Resultado paradójico, al menos si se tiene en cuenta que en el mismo programa el PP incluye una Ley de Igualdad de Derechos de los Españoles. Por cierto, que Génova concibe el velo como símbolo que puede “discriminar” a la mujer, no como muestra de una creencia o valor religioso, razón por la que el hábito de las monjas o las cruces católicas “ni ha estado encima de la mesa”.

Lo del contrato de integración siguió coleando. Costa sólo fue capaz de citar una costumbre española: que niños y niñas comparten aulas. Mal ejemplo el del profesor: la Comunidad de Madrid, del PP, financia colegios que segregan a los chavales por sexo.

Costa debió copiar a otro colega de su partido, a Manuel Pizarro: “No se puede robar, ni mutilar una mano al que roba”. Al PP le queda atar bien la siguiente lección.

 


1. La posición oficial // Cuatro son los principios que figuran en el documento base del programa del PP: “Unidad de cuenca, sostenibilidad, preferencia de uso de la cuenca natural y solidaridad interterritorial”. Se le pidió a Costa que hiciera de exégeta de una premisa poco explícita: no se habla de trasvase del Ebro porque “nunca se han incluido infraestructuras concretas” en un programa electoral. No lo descartó, claro, porque el PP es partidario de que las cuencas sobrantes sean “solidarias” con las deficitarias.

2. Valencia, segura // El Ejecutivo valenciano no tiene dudas de lo que dirá el programa. Ayer, el vicepresidente primero, Vicente Rambla, aseguró que el texto del PP es el único que “garantiza” el trasvase y que recogerá “todas sus expectativas”. “No hay ninguna duda de que el PP” incluirá la vuelta al Plan Hidrológico Nacional.

3. Murcia, también // La misma tesis defendió el consejero de Presidencia del Gobierno murciano. “Habrá trasvase del Ebro”, dijo Juan Antonio de Heras, ya que “es el río más caudaloso de España”. Además, es preciso que gane el PP, continuó, porque está bastante claro “el final del trasvase del Tajo”, que pactaron PSOE y PP en el Estatuto de Castilla-La Mancha, no tramitado  antes del fin de la legislatura.

4. Y Manuel Pizarro... //  El número dos del PP se anduvo con más ojo, en la línea de Costa. Pidió que se hagan todas las obras pendientes en Aragón y comprometidas en el Pacto del Agua. Una vez hechas, “ya se hablará de los demás”.