Público
Público

El PP gasta más de 1,2 millones en sobresueldos para 20 dirigentes

El partido completa los salarios parlamentarios con cantidades que, en neto, oscilan entre los 98.225 euros de Rajoy y los 14.041 de Celia Villalobos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las declaraciones de bienes de diputados y senadores han desvelado cómo el PP gastó en 2010 más de 1,2 millones de euros en sobresueldos destinados a 20 miembros de su Ejecutiva Nacional. El formulario de declaración cumplimentado por los parlamentarios sólo refleja los ingresos netos que recibieron del partido. Y esos 20 pagos netos suman 874.843 euros. Pero una extrapolación a la baja basada en las percepciones íntegras reseñadas por Javier Arenas, líder andaluz del PP, en su declaración de Hacienda y en las retenciones de IRPF aplicadas a esos ingresos (44%), permite cuantificar el coste anual bruto de la Ejecutiva: alrededor de 1.250.000 euros, si se maneja una retención global del 30%, 14 puntos por debajo de la que realmente soportó Arenas en el tramo de renta procedente del PP.

Las remuneraciones conjuntas que esos 20 dirigentes perciben del Estado por su cargo como diputados y senadores y como presidenta de Castilla-La Mancha en el caso de la secretaria general, María Dolores de Cospedal rozan los 1,4 millones de euros brutos al año. Es decir, sumando su sueldo oficial y el orgánico, se reparten en total 2,6 millones al año.

El PP asegura que sólo paga gastos variables de representación

El PP completa los salarios de diputado o senador utilizando la fórmula de gastos de representación, que no cotizan a la Seguridad Social, pero sí tributan por IRPF. En 2010, las cantidades netas abonadas por el PP a los componentes de su núcleo duro oscilaron entre los 98.225 euros declarados por Mariano Rajoy a los 14.041 señalados por Celia Villalobos, exministra, vocal de la Ejecutiva Nacional y secretaria de la Mesa del Congreso.

La segunda por cuantía de remuneración interna fue María Dolores de Cospedal, número dos del partido, exsenadora y actual presidenta de Castilla-La Mancha. En el caso de Cospedal, ocurre lo contrario que con el resto de dirigentes: se conoce el bruto anual que cobró del PP 153. 271 euros en 2010, pero no el neto. Las retribuciones internas de su jefe y líder del partido superan ampliamente esa cifra, aseguran las fuentes consultadas en la dirección nacional del PP.

De los 20 dirigentes estatales que cobran de la organización, 14 admiten en sus declaraciones de bienes que reciben ingresos del PP. Otros cinco han obviado cualquier mención al partido y, bajo el epígrafe 'concepto', se han limitado a describir sus respectivas cantidades como correspondientes a dietas, cursos, seminarios y 'otros gastos de representación autorizados' por el Congreso. Un sexto dirigente, Carlos Floriano, ha dejado en blanco la casilla donde debe explicar el origen de 20.737 euros netos, aunque figura entre quienes cobran periódicamente del partido.

La versión oficial del PP niega la existencia de sobresueldos periódicos y sostiene que sólo se abonan compensaciones variopintas por gastos de representación y funcionamiento. Pero las fuentes consultadas en la dirección nacional del partido remachan todo lo contrario: las retribuciones son periódicas y se abonan en 14 pagas.

Las mismas fuentes explican el sistema seguido: el partido desembolsa cantidades variables según el nivel de responsabilidad interna del dirigente. Y, dentro del mismo nivel, abona igualmente cifras distintas si resulta necesario para que, sumadas a las retribuciones parlamentarias, el monto anual de ingresos sea similar para quienes se encuentran en el mismo peldaño de la escala orgánica.

El PSOE también paga sobresueldos, pero de mucha menor cuantía

Por ejemplo, la vicesecretaria de organización y número tres del partido, Ana Mato, declara ingresos netos del PP por 84.886 euros, mientras que el también vicesecretario Javier Arenas consigna 54.534 en su declaración, y el tercer vicesecretario, Esteban González Pons, 75.797.

La clave estriba en que Mato gana como diputada 13.000 euros menos al año libres de impuestos que Javier Arenas y Esteban González Pons, dado que las dietas exentas de tributación establecidas para los parlamentarios por Madrid se cuantifican en 12.188 euros y las fijadas para los elegidos en otras circunscripciones ascienden a 25.500 euros. Además, Arenas percibe otros 10.000 euros libres de IRPF en concepto de dietas del Parlamento andaluz.

Los ingresos del PP declarados por los cinco coordinadores escalón inmediatamente inferior al de los vicesecretarios reflejan el esquema de rangos adoptado por el partido. Por ejemplo, Ana Pastor, coordinadora de Participación y que gana 106.000 euros como vicepresidenta del Congreso, declara sólo 4.413 euros netos como procedentes del PP. Juan Carlos Vera, coordinador de Organización y que, como vicepresidente de la comisión Constitucional de la Cámara Baja gana en torno a 66.200 euros, anotó 53.120 euros en concepto de 'gastos de representación y actividades autorizadas'.

Como todos los partidos con representación parlamentaria, el Partido Popular nutre sus arcas con fondos que, básicamente, proceden del erario público. En febrero de este año, el Consejo de Ministros aprobó el reparto anual de subvenciones ordinarias a partidos. Al PP le correspondieron 34.470.000 euros, la cifra más alta de las distribuidas. No son las únicas ayudas, dado que tanto la Administración Central como las Comunidades Autónomas aportan dinero para las campañas en años electorales como este.

Fuentes del partido aseguran en cambio que los abonos son periódicos

El hecho de que la cúpula del PP esté copada por diputados y senadores ahora obligados a hacer pública su declaración de bienes, permite una radiografía de conjunto. En el PSOE, en cambio, sólo 13 de sus principales dirigentes ocupan un escaño en Madrid. Y nueve de ellos, comenzando por el presidente Zapatero y continuando por el candidato Rubalcaba, estaban inhabilitados en 2010 para percibir otro ingreso distinto al abonado por el Gobierno. Los ministros Carme Chacón, José Blanco y Manuel Chaves, así como los secretarios de Estado Gaspar Zarrías, Octavio Granado e Inmaculada Rodríguez Piñero y como Marcelino Iglesias, presidente de Aragón hasta mayo, completan la lista de dirigentes sujetos a la más estricta incompatibilidad de retribuciones durante el año pasado.

De los 13 miembros de la Ejecutiva federal socialista que ocupan un escaño, ocho recibieron pagos añadidos durante el último ejercicio, aunque en cuantías muy inferiores a las registradas en el PP. De los ocho, sólo Antonio Hernando, secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, declara haber recibido ingresos directos del partido: 9.884 euros netos, que se suman a los 13.564 que recibió del grupo parlamentario y a los 66.000 de su salario como diputado.

La diputada que mayor sobresueldo obtuvo fue Soledad Cabezón, secretaria de Igualdad del PSOE, a quien el grupo parlamentario abonó 16.253 euros netos adicionales a los 74.700 euros que percibió como secretaria de la comisión de Sanidad, Política Social y Consumo. Y el que arroja la cantidad extra más baja es Eduardo Madina, vocal de la Ejecutiva y que ingresó 5.853 euros.

Según el PSOE, el partido completa los sueldos de aquellos dirigentes que cobran menos que un portavoz de comisión parlamentaria elegido por Madrid.